Cultura y entretenimiento

Ha muerto Akira Toriyama, creador de Dragon Ball, una leyenda del manga… y los videojuegos

Compartir
Akira Toriyama, legendario mangaka con el que muchos se han criado ha muerto a los 68 años. Su obra, eterna, marcó a miles, miles y miles de niños (y adultos) durante años. Y es que el celebérrimo autor de Dragon Ball marcó un antes y un después en la industria del anime y el manga, dejando una huella imborrable que otros muchos autores han seguido a lo largo del tiempo.

El maestro fue un autor realmente prolífico que hasta entró en el mundo de los videojuegos y dejó con un montón de recuerdos muy gratos. Aunque Dr. Slump es el primer gran manga que serializó, y aquello ocurrió en 1980, lo cierto es que nos dejó un montón de dibujos a lo largo de su vida, así como unas cuantas historias cortas y otros tantos mangas spin-off que no fueron recopilados en los clásicos tomos de la industria del manga.

Podemos citar 19 historias diferentes con las que hizo soñar de muchas maneras. Por supuesto, ninguna de estas igualó el impacto de su obra, Dragon Ball, pero construyen un fiel recorrido a toda una carrera dedicada al arte y el tebeo nipón. Es decir, que desde el inicio de su carrera hasta 2020, nos sorprendió con varias historias en las que podemos ver su progreso como artista.

Aparte, al maestro del manga japonés se le acreditan otras 17 historias cortas. Entre algunas de ellas destacan SAND LAND, cuyo estreno en cines se producirá dentro de poco y tendrá un videojuego en el que él y Eiichiro Oda juntaron a los protagonistas de sus respectivas obras en una historieta de 20 páginas que hoy permanece en elrecuerdo.

No obstante, si hubiera que destacar un manga, ese sería Dr. Slump. Publicada entre los años 1980 y 1984, siempre ha guardado un lugar especial en el corazón del mangaka, haciendo hasta cameos en Dragon Ball. En esta historia conocimos a Arale, una androide sin sentido común y una fuerza descomunal, pero muy inocente y enérgica. Como serie de humor, gustó mucho, y fue su primer gran trabajo antes de Dragon Ball.

¿Qué se puede contarde Dragon Ball que no se sepa? Es la infancia de miles de niños y adultos. Tanto es así que hablar de su creador en pasado es… Sea como fuere, cuando se cita a Goku y compañía, de lo que se habla es de una leyenda viva cuya serialización hoy día sigue con Toyotaro.

En estos momentos conviene recordar el manga de Dragon Ball, cuya serialización original se produjo entre 1984 y 1995. Con 42 tomos publicados, varias series de animación y tantas películas que hasta resulta complicado contarlas, marcó un antes y un después. Muchos autores, como Eiichiro Oda, Masashi Kishimoto o Tite Kubo han reconocido en más de una ocasión que no solo le admiraban, sino que fue una inspiración para ellos.

Y es que Akira Toriyama, junto con Dragon Ball, inspiró a varias generaciones de artistas no solo del país del Sol Naciente, sino de todo el mundo, aunque fue allí -como es lógico- donde más impacto tuvo. Tanto es así que cuando se anunció Dragon Ball Super, muchísimos lo celebraron con entusiasmo. El caso es que Dragon Ball solo hay uno y, te guste más o te guste menos, está claro que sin él, el mundo del manga no sería lo mismo.

Akira Toriyama también trabajo en no pocos videojuegos, ayudando en el diseño de personajes y/o ejerciendo como uno de sus principales artistas. En ese sentido, la saga más grande en la que dice haber participado es Dragon Quest. Aunque con el tiempo decidió retirarse, el nipón fue una parte muy importante de los primeros lanzamientos de la franquicia.

Muchos de los diseños de estos juegos le pertenecen, destacando sobre todo los primeros juegos. Y no, tampoco hace falta echar la vista muy a atrás para detectar su arte. El propio protagonista de Dragon Quest XI tiene su sello, recordando mucho a Trunks. El caso es que participó en decenas de diseños, tanto de monstruos como de humanos, en Dragon Quest.

También echó una mano en algunos diseños fuera de su mundo, como el QVolt de Q motors, o Janta, personaje original de la Jump Shop. El caso es que el legado de Toriyama ha acompañado a muchos durante años de maneras muy distintas , pero siempre ha estado ahí. Dragon Ball, Dr. Slump, Dragon Quest y todos sus trabajos dicen ser eternos