Gran Premio de Mónaco: el podio de la nueva generación (Verstappen, Sainz y Norris)

Compartir
El Gran Premio de Mónaco siempre es un espectáculo con Covid y sin pandemia y todos los años ocurren cosas extraordinarias que alteran el desarrollo de la carrera.
Manuel Vega

Es el GP que todo piloto quiere ganar alguna vez y el más prestigioso. También es algo que todo aficionado quiere vivir en directo.

En esta ocasión dejaron entrar a un número limitado de espectadores, pero las terrazas que rodean al circuito estaban llenas y también los exclusivos yates que están atados en el puerto. No faltaron algunas celebridades que lo inundan y le dan ese glamour que sólo Mónaco tiene.

Una de ellas, Serena Williams, multicampeona de tenis, tuvo el honor de dar la llegada a los pilotos con la bandera ajedrezada. Y el primero en tomarla fue el joven holandés Max Verstappen, que con esta victoria se pone líder en la clasificación de Pilotos, por delante de Hamilton.

Si Max ha sido ya el más destacado para ganarle una carrera al inglés, este año pretende ponerle las cosas muy difíciles para que el excéntrico Lewis no consiga su octavo Mundial.

El GP empieza mal

La primera sorpresa que nos dio el GP el domingo fue la retirada de Charles Leclerc, el piloto que había hecho el mejor y salía en la primera posición. Después de salir de boxes y durante su vuelta de instalación para la parrilla le surgió un problema grave que le llevó de nuevo a los talleres.

El monegasco, que nunca ha tenido suerte en ciudad, había sufrido un accidente el día anterior y todo apuntaba a que su caja de cambios le impedía salir a competir. Sin embargo, parece que no fue este el inconveniente. El culpable era un palier.

«Lo que ha ocurrido está en el lado opuesto al del accidente. Así que puede no tener ninguna relación con el mismo. Pero es algo que tenemos que entender y analizar cuidadosamente, y no tenemos ninguna respuesta en este momento. Lo que ha sucedido necesita una explicación, que ahora mismo no tenemos. Como he dicho, tendremos que analizarlo», comentó Mattia Binotto, el máximo responsable de Ferrari al final de la carrera.

En la salida, con la plaza vacía del “poleman” Leclerc, Verstappen tuvo una salida buena, se puso primero y ya no abandonó el liderato hasta el término de las 78 vueltas. Y es que en el trazado del Principado, si no ocurre algo, es imposible adelantar.

Bottas y Carlos Sainz, 2º y 3º al comienzo, tampoco tuvieron ningún problema para conservar sus puestos. Hasta que llegó el turno de Valteri para cambiar neumáticos. Pero uno, el trasero izquierdo, se negó a salir. Y ahí acabó la carrera del finlandés.

Un español vuelve al podio de Mónaco

Sainz heredó su posición que supo mantener con talento inusual en pilotos tan jóvenes y, en el caso del español, con Ferrari donde es un recién llegado y sólo lleva cinco carreras, contando ésta. El español salva el orgullo de Ferrari y le da unos valiosos puntos para el Campeonato de marcas.  

“Si me hubieran dicho antes de venir a Mónaco que acabaría segundo, lo habría aceptado. Es solo que las circunstancias del fin de semana, con Charles en la pole, y yo perdiendo la oportunidad en la clasificación de ayer, en una buena vuelta… Tal vez no me sabe tan bien como debería», fueron las primeras palabras de Sainz en una jornada histórica.

«Pero estoy seguro de que cuando reflexione sobre el fin de semana, estaré muy contento y orgulloso del fin de semana y creo que Ferrari, como equipo, tiene que estar orgulloso del coche, y del paso que han dado este año».

Y Lando Norris, inglés y también jovencísimo, cerró el podio. Fue compañero de Sainz el año pasado en McLaren y este año está resultando toda una revelación. Cuando se fue Carlos a Ferrari, contrataron al australiano Daniel Ricciardo, quien por cierto venció aquí cuando pilotaba un Red Bull, pero que no ha conseguido no ya ganar a Lando, si no que ni siquiera se le acerca.

Estamos, probablemente, ante la nueva y más talentosa generación de pilotos que se hayan juntado en la Fórmula 1. A los tres del podio hay que añadirles a Chales Leclerc, sin duda, y al inglés George Russel, ambos llamados a ser, no muy tarde, Campeones del Mundo.

Y todos nos preguntamos qué le pasa a Fernando y es complicado de explicar: dos años de inactividad y llegar a un equipo en el que tu compañero conoce a la perfección cada detalle del coche, conlleva su tiempo de adaptación.

«No ha sido lo que esperábamos en prestaciones y tras dos buenas carreras en Portimao y Barcelona parece que hemos dado un paso atrás. Yo he hecho lo máximo posible, saliendo el 17º y acabando el 13º, en Mónaco no hay oportunidades. Espero que haya servido para tomar datos y para que el equipo, junto a los pilotos, podamos progresar en las próximas carreras. En Bakú no sé muy bien lo que esperar, la verdad», afirmaba el asturiano muy serio al analizar lo sucedido este fin de semana.

Clasificación

1º M. Verstappen (D) Red Bull 78

2º Carlos Sainz (D) Ferrari + 8″968 78

3º L. Norris (D) McLaren + 19″427 78

4º S. Perez (D) Red Bull + 20″490 78

5º S. Vettel (D) Aston Martin + 52″591 78

6º P. Gasly (D) AlphaTauri + 53″896 78

7º L. Hamilton (B) Mercedes + 68″231 78

8º L. Stroll (B) Aston Martin + 1 vuelta 77

9º E. Ocon (M) Alpine + 1 vuelta 77

10º A. Giovinazzi (D) Alfa Romeo + 1 vuelta 77

11º K. Raikkonen (D) Alfa Romeo + 1 vuelta 77

12º D. Ricciardo (D) McLaren + 1 vuelta 77

13º Fernando Alonso (B) Alpine + 1 vuelta 77

14º G. Russell (D) Williams + 1 vuelta 77

15º N. Latifi (D) Williams + 1 vuelta 77

16º Y. Tsunoda (B) AlphaTauri + 1 vuelta 77

17º N. Mazepin (D) Haas + 3 vueltas 75

18º M. Schumacher (D) Haas + 3 vueltas 75

19º V. Bottas (B) Mercedes Retirado

20º C. Leclerc (B) Ferrari Retirado