‘Ferrari’, el lado oscuro de un genio con Penélope Cruz camino del Oscar

Compartir
La película de Michael Mann sobre Enzo Ferrari, piloto de carreras y fundador de la escudería con su nombre, no es sòlo un ‘biopic’, es mucho más, y en donde nuestra actriz, Penélope Cruz, tiene un papel tan bien interpretado que nos puede dar una sorpresa el próximo mes.
BettyGS

Esta entrega se contenta con mostrar un año en la vida del personaje, 1957, y no precisamente el más brillante o exitoso de su trayectoria. Más bien todo lo contrario. Imbuido de cierta condición de antihéroe tosco, el protagonista interpretado por Adam Driver se encuentra en varias encrucijadas en su vida.

Sigue conservando el aura de un empresario temerario y valiente, también déspota y algo engreído, pero la presión que ejercen otras firmas, como Maserati y Ford, la amenaza de quiebra económica y el punto límite de su doble vida con dos mujeres distintas nos ahorran lo que es obligado en todo ‘biopic’, el ascenso de la estrella, para contarnos no exactamente su declive, pero si una de las zonas oscuras de su existencia.

Nos ha llamado la atención su negación de la espectacularidad: todo ocurre en casas, despachos, garajes y boxes, con apenas dos carreras, y la segunda de ellas tan trágica como la edición de aquel año de la Mille Miglia, con un estrepitoso accidente que Mann filma con relativa contención.

Penélope Cruz puede ganar el Oscar

Una galería de personajes icónicos la han convertido en una de las actrices más respetadas no ya sólo en nuestro país sino en todo el mundo.

En ‘Ferrari’, Penélope Cruz se enfrenta a uno de los personajes más complicados en toda su carrera, que ya es decir. Y no lo decimos que nosotros, que también lo pensamos, sino que lo ha reconocido la propia actriz cuando ha comentado la dificultad de encarnar a un personaje como la esposa de Enzo Ferrari, una mujer incomprendida y que fue tremendamente despreciada en Italia.

La reputación de la esposa llegaba a límites exagerados: “La llamaban loca, era una persona a la que todos temían, porque era muy complicada, muy oscura”, comentaba la propia actriz.

Descubre que su marido ha estado llevando una doble vida, manteniendo una relación con una mujer (Lina Lardi) fuera de su matrimonio en la cual ha tenido un hijo, Piero. Hay que tener en cuenta que el año anterior, en 1956, Laura y Enzo habían perdido a su hijo Dino, quien padecía una distrofia muscular. En la película Laura no le perdona a Enzo la muerte de su hijo, pero cuando se entera de su infidelidad todo se complica mucho más. Y es ese dolor interno el que se encarga de plasmar la actriz española. 

Sinopsis

Verano de 1957. El expiloto de carreras Enzo Ferrari está en crisis. La bancarrota acecha a la empresa que él y su esposa, Laura, construyeron de la nada diez años atrás. Su tormentoso matrimonio se encuentra en medio de una gran crisis, mientras lidian con la muerte de su hijo. En esta crucial etapa, Ferrari tomará decisiones arriesgadas apostándolo todo en una única carrera que atraviesa 1.000 millas a lo largo de toda Italia: la Mille Miglia.