Elon Musk, los usuarios de Twiter no te quieren

Compartir
El dueño de la red social había lanzado una encuesta para decidir si seguía al frente de la red social. El 57% de los participantes se ha mostrado favorable a que deje de ser el CEO.
LMN

Los usuarios de Twitter han decidido que Elon Muck salga dr la dirección de la empresa. Fue el propio dueño de la red social, al igual que hizo con la readmisión de Donald Trump, el que dio voz a la comunidad con una encuesta en su perfil, asegurando que el resultado sería vinculante.

Un sondeo en el que votaron 17,5 millones de personas, de los que el 57% se han decantado por la opción de que abandone el bastón de mando. El ambiente ahora es de incertidumbre total sobre los próximos pasos que seguirá el multimillonario y si cumplirá su palabra. 

El propio Musk ya había avisado de que su paso al frente de la plataforma como CEO sería breve y temporal, así que muchos ven en estos hechos, en realidad, uno de los números a los que acostumbra para tratar de dar legitimar una decisión que ya tenía tomada.

El sondeo ha estado abierto durante 12 horas, en las que ha votado cerca del 8% de todos los usuarios de Twitter, y tenía una pregunta era clara. «¿Debo seguir al frente de Twitter? Acataré los resultados de este sondeo», decía el tuit del empresario, que a continuación advirtió:

De cualquier modo, cabe recordar que él mismo dijo que solo estaría al frente de la red social durante cierto tiempo, aunque ese proceso podría haberse acelerado por presiones en Tesla, su gran proyecto empresarial, que le proporciona la mayor parte de su fortuna.

De hecho, la cotización en bolsa se ha hundido un 62% en lo que va de año, algo que ha hecho que haya vendido distintos paquetes de acciones en los últimos meses. Eso sí, las acciones de la automovilística han subido cerca del 4% una vez se ha publicado el resultado de la encuesta.

Musk pasó de venderse como el paladín del discurso libre a decidir aplicar su propia campaña de censura y restricción de publicaciones. En este sentido, el pasado jueves Twitter suspendió las cuentas de varios periodistas o blogueros que se habían mostrado críticos con Musk, pero la decisión desató una enorme polvareda —con advertencias incluso desde el Gobierno estadounidense o de la Unión Europea—, hasta el punto de que el millonario lanzó otro sondeo sobre si deberían ser readmitidos, cosa que hizo en las últimas horas.

La nueva norma de contenidos impuesta por Musk alcanzaría incluso a aquellos que compartan enlaces a Facebook, Instagram, Mastodon, Truth Social, Tribel, Nostr y Post.

Tras recibir una avalancha de críticas, el comunicado de la compañía fue borrado poco después. Ante esta situación, el millonario ha reculado parcialmente y ha asegurado que esta política «se ajustará a la suspensión de cuentas solo cuando el propósito principal sea la promoción de competidores, lo que esencialmente cae bajo la regla de no spam«, y ha anticipado que «habrá una votación para cambios de política importantes».