El Lexus Alcobendas Rugby posando con el título de subcampeón de liga

El Lexus Alcobendas Rugby pierde la final de liga contra el Vrac Quesos Entrepinares

Compartir
El Lexus Alcobendas Rugby cayó en Las Terrazas ( 15-19) en una final de infarto frente al Vrac Quesos Entrepinares y se quedó a las puertas de conseguir su primer titulo liguero.

Dicen que la experiencia es un grado a la hora de jugar finales y lo cierto es que en este sentido el Vrac Quesos Entrepinares tiene mucha práctica en este tipo de duelos. El equipo vallisoletano consiguió en Alcobendas su quinto título de liga consecutivo y continua con su peculiar reinado en la División de Honor del Rugby español.

Desde su fundación en 2003, el Lexus Alcobendas nunca había finalizado la Liga en segundo lugar. Sus mejores resultados habían sido en 2017, 2018, 2019 y 2020, años en los que ocupó la tercera posición.

Tras concluir la liga regular en cabeza, los granates han perdido un solo encuentro en casa en toda la temporada y por desgracia, ha ocurrido en la final. Con un campo lleno dentro de las posibilidades que ofrecían las medidas sanitarias anti Covid y una afición volcada, en Las Terrazas se vivió un día histórico en la trayectoria del Lexus Alcobendas Rugby. Enfrente estaban los dos mejores equipos de la competición este curso y los de Alcobendas se presentaban en la gran final con el bagaje de haber conseguido doblegar al Vrac en los dos partidos de la liga regular.

Foto del Alcobendas Rugby donde se ve a los jugadores saliendo al terreno de juego antes de disputar la final.

El XV de Tiki Inchausti era a priori un poco más favorito que el actual campeón y más aún por jugar en casa y ante su público. Pero los de Pucela desde el primer minuto de juego demostraron su condición y saber estar en este tipo de encuentros.

Al Lexus posiblemente le faltó este toque de experiencia para poder superar la presión de jugar su primera gran final de liga. Los expertos de la materia cuentan que el equipo de Alcobendas realizó uno de sus peores encuentros de los últimos tiempos. Los nervios atenazaron a los granates y fue la causa principal, además del inconmesurable rival, de su derrota.

Imagen del Alcobendas Rugby de un lance del juego de la final.

A pesar de estos factores, el partido se decidió en los últimos minutos de juego y como viene siendo costumbre el Lexus lo dio todo en el campo. Es cierto que el resultado queda ya para los anales de la historia y que siempre, aunque sea injusto, solo se suele recordar al campeón de las competiciones. Pero lo que ha conseguido el Lexus este curso ha sido increíble y los frutos cosechados de su buena dinámica se verán con el tiempo.

Además, la semana que viene jugarán en Albacete su tercera final de Copa del Rey consecutiva contra el Universidad de Burgos. De ganar, el Lexus ganaría su tercera copa consecutiva y escribiría con letras de oro un nuevo capitulo de su espectacular trayectoria conseguida en los últimos años.