Movilidad

El Lamborghini 350 GT es homenajeado a los 60 años de su presentación en el Salón del Automóvil de Ginebra en marzo de 1964

Compartir
En marzo de 1964, Automobili Lamborghini estaba aún en sus comienzos. Fundado apenas unos meses antes, había presentado su primer prototipo en octubre de 1963, conocido como 350 GTV, diseñado por Franco Scaglione y construido en la Carrozzeria Sargiotto de Turín. 

El coche de producción, derivado de ese primer prototipo (que siguió siendo un ejemplar único), fue el 350 GT, presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra en marzo de 1964. Sesenta años después de aquel debut, Automobili Lamborghini vuelve a las calles de Ginebra con el segundo número de chasis del 350 GT, el Lamborghini de producción más antiguo que existe, para celebrar la historia de su primer coche de producción y los orígenes del ADN del fabricante de automóviles de Sant’Agata Bolognese.

La historia comercial de Automobili Lamborghini comenzó en su stand del Salón del Automóvil de Ginebra de 1964, con la presentación pública del 350 GT. A partir de ese momento, los clientes pudieron comprar un coche con el icónico emblema del toro. Desde su concepción, el 350 GT era rápido y extraordinario al mismo tiempo. El chasis era fruto del trabajo del ingeniero Giampaolo Dallara, muy joven en aquella época y considerado ahora el mejor fabricante de chasis del mundo. 

El motor V12 de 3,5 litros con cuatro árboles de levas en cabeza fue diseño del ingeniero Giotto Bizzarrini, que lo concibió para su uso en competición, y fue adaptado para su uso en carretera en el 350 GT por el ingeniero Paolo Stanzani, una figura clave en la historia de Automobili Lamborghini y de los automóviles GT de todo el mundo. 

El diseño de la carrocería de aluminio y su producción corrieron a carga de Carrozzeria Touring de Milán, que a principios de la década de 1960 era considerada la mejor, capaz de ofrecer automóviles deportivos con un acabado de lujo.     

El primer modelo de producción fabricado por Lamborghini fue un éxito inmediato y captó la atención de gran parte de los medios de comunicación presentes en Ginebra en aquel momento. Los interiores del 350 GT eran del más alto nivel, con un uso generalizado del cuero y los cromados, y se caracterizaban por una configuración 2 + 1, con dos asientos delanteros y uno central trasero. 

Además del diseño, la ingeniería era sorprendente: las cuatro ruedas con suspensión independiente y el rendimiento del motor, con 320 CV, eran opciones de última generación. El motor cautivó a todos los visitantes del stand, donde el propio Ferruccio Lamborghini mostró el coche a curiosos, futuros clientes y periodistas. Como confirmación de sus cualidades, el Lamborghini V12 se aumentó a 4 litros sólo unos meses más tarde en el 400 GT, y en esta nueva configuración se convertiría en la piedra angular del éxito de Lamborghini. 

Durante los siguientes 40 años, se utilizaría la misma geometría en diversas posiciones y variaciones, y se convertiría en uno de los símbolos clave del ADN de Lamborghini. De hecho, este motor se utilizaría en posición longitudinal delantera en el 400 GT, Islero, Jarama, Espada y LM 002, en posición transversal trasera en el Miura, y en posición longitudinal trasera en el Countach y Diablo.

El primer 350 GT fue entregado al batería Giampiero Giusti, nacido en Livorno, que se encontraba en la cima del éxito con el grupo «I 5 di Lucca», que más tarde se convertiría en el «Quartetto di Lucca», considerado uno de los conjuntos de jazz más importantes de Italia. Esto marcó el inicio de una estrecha relación entre Lamborghini y el mundo del espectáculo, en la que muchos actores e intérpretes musicales se convirtieron en apasionados clientes de la empresa. El 350 GT protagonizó en 1967 la película de Columbia Pictures «Mátame, tengo frío», dirigida por Francesco Maselli, donde lo condujo la pareja protagonista, Monica Vitti y Jean Sorel. 

El coche expuesto en el stand de Lamborghini en Ginebra 1964 era el 350 GT chasis nº 101, de color verde Ginebra metalizado con interior blanco, el primero que se fabricó. El coche, utilizado más tarde como vehículo de pruebas de desarrollo y resistencia, fue desgraciadamente destruido por una colisión trasera mientras estaba parado en un semáforo.

Sin embargo, el siguiente 350 GT, con el segundo número de chasis, sí sobrevivió: de color gris metalizado con interior rojo, expedido desde Sant’Agata Bolognese el 15 de agosto de 1964 y entregado completamente nuevo en Ginebra. Ese mismo coche es ahora el Lamborghini de serie más antiguo que existe, perfectamente restaurado y certificado por Lamborghini Polo Storico. 

Este año, el fabricante de automóviles de Sant’Agata Bolognese ha querido celebrar su historia, devolviéndolo a la vida y en plena forma en las calles de Ginebra, la ciudad donde fue entregado y presentado por primera vez hace seis décadas.

Ficha técnica del 350 GT (1964-1965):

Tipo de motor: L351, 12 cilindros en V a 60°.

Posición: Delantero longitudinal

Diámetro y carrera: 77×62 mm

Cilindrada: 3464 cc

Potencia máxima: 320 CV a 7000 rpm

Distribución: 2 válvulas por cilindro, doble árbol de levas en cabeza, distribución por cadena

Alimentación: 6 carburadores dobles Weber 40 DCOE

Lubricación: cárter húmedo

Transmisión: ZF + R de 5 velocidades

Chasis: Tubular

Suspensión: Suspensión independiente en las 4 ruedas, muelles helicoidales, amortiguadores telescópicos

Frenos: Sistema de frenos de disco en las 4 ruedas.

Equipo electrico 12V

Distancia entre ejes: 2.550 mm

Ancho de vías: 1.380 mm delante y detrás

Dimensiones LxAxA mm: 4470x1720x1220

Peso: 1.100 kilos

Neumáticos: Pirelli 205/15

Unidades producidas: 135