El Hospital Infanta Sofía, la Policía Nacional, la Policía Local de Alcobendas y Protección Civil recibirán esta tarde el Premio de la Paz a los Valores Humanos 2022

Compartir
La Hermandad de Nuestra Señora de La Paz de Alcobendas entregará esta tarde el Premio de la Paz a los Valores Humanos 2022, que este año ha recaído en el Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes y en la Policía Local, la Policía Nacional y Protección Civil de Alcobendas por su labor en la ciudad durante los peores meses de la pandemia.

Tanto el centro público sanitario de referencia para los vecinos de Alcobendas, como los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad que desarrollan su labor en la ciudad recibirán el galardón en la tarde de este miércoles en el transcurso de la Gala por la Paz, que se celebrará en el Teatro Auditorio Ciudad de Alcobendas (TACA).

La Hermandad ha decidido conceder este premio al hospital como reconocimiento a la labor de sus sanitarios durante los peores meses del Covid-19 porque han sido un ejemplo para los ciudadanos de la ciudad, así como las personas que acompañaron en sus últimos momentos de vida a muchos familiares y amigos de las personas que pertenecen a la Hermandad.

“Hemos creído que valorar su trabajo, su esfuerzo y su calidad humana en esos momentos tan difíciles es una forma de agradecerles todo lo que han hecho por los vecinos de nuestra ciudad en los momentos más duros que hemos vivido”, ha manifestado la presidenta de la Hermandad, Isabel Páramo Aguado.

La Hermandad también ha otorgado este premio a los agentes de la Policía Local de Alcobendas, al Cuerpo Nacional de la Policía en la ciudad y a los voluntarios de la Agrupación de Protección Civil por velar por el bienestar y la seguridad de los vecinos durante el confinamiento poniendo, incluso, en riesgo su salud. La entidad que aglutina a los fieles de la Patrona de Alcobendas ha revelado que este premio pretende ser el aplauso de sus priostes, casi dos años después, a su policía y a sus voluntarios de Protección Civil que, no solo les cuidaron y protegieron en esos terribles días, sino que les dieron ánimo con sus sirenas cada tarde al pasar por sus ventanas.

“Ellos nos premian cada año velando por la seguridad de vecinos y priostes en todos los actos que convocamos en las fiestas en honor a la Virgen de la Paz y, esta vez, nos toca a nosotros reconocerles por todo lo bueno que han hecho a pesar de que se jugaban contagiarse cada día”, ha apuntado Isabel Páramo.