ActualidadDeporte y vida sana

¿Conoces los beneficios de la MADEROTERAPIA?

Compartir
Lejos de ser un tratamiento puramente estético e indicado sólo para mujeres, la maderoterapia, a pesar de ser una técnica corporal milenaria de procedencia oriental, está de moda, de hecho es uno de los procedimientos naturales más demandados en la actualidad, incluso en varones.

Se lleva a cabo mediante el uso de una serie de utensilios de madera de diferentes formas y tamaños, diseñados para no dañar ninguna zona del cuerpo, sólo estimularla: rodillo cóncavo, rodillo liso, rodillo de cubo, copa sueca, mazorca, champiñón o tabla modeladora, son algunos de ellos. Su aplicación, siempre por parte de un profesional debidamente formado, consiste en realizar diversos movimientos y masajes, cuya finalidad es la de moldear, tonificar y eliminar el exceso de grasa corporal, sobre todo en las zonas más “conflictivas”, como muslos, glúteos y caderas en el caso de la mujer, y en la zona abdominal en el varón. Pero también es aplicable en cualquier otra parte del cuerpo que se necesite, incluida la cara, donde a veces vemos inflamación por acumulación de líquidos, sobre todo debajo de los ojos.

Además de ser un método efectivo por los maravillosos resultados que tiene en la apariencia de la piel, también destaca por los enormes beneficios que aporta a la salud, tanto a nivel físico como emocional. Si quieres conocer este tratamiento más a fondo, toma nota:

1. Relajante: El paso de los rodillos sobre la dermis disminuye los niveles de estrés, provocando en la persona una relajación placentera y un estado de bienestar y de tranquilidad muy agradables.

2. Analgésica: alivia dolores y tensiones musculares, principalmente de espalda y cuello.

3. Anticelulítica: elimina la grasa localizada, reduce los depósitos, y mejora el aspecto de la piel de naranja.

4. Regenerativa: propicia la renovación de las células. Estimula la producción de vitamina E, de elastina y de colágeno, lo que se traduce en una bonita apariencia física de la zona tratada.

5. Estimula la circulación de la sangre y el sistema linfático.

6. Mejora la respiración: gracias a que promueve un estado de relajación, y activa las terminaciones nerviosas de la zona.

7. Tonificante: Combate la flacidez, por lo que la piel se torna mucho más joven y la figura se moldea, luciendo más esbelta. Sin embargo, no se trata de un método de adelgazamiento, aunque resulta muy buen complemento si se está a dieta. Notarás una disminución del volumen corporal, y un cuerpo más modelado, si lo acompañas de una alimentación saludable y de una ingesta hipocalórica.

8. Acción diurética: ayuda a prevenir y mejorar la retención de líquidos gracias a su efecto drenante.

9. Combate el insomnio: secundariamente a la situación placentera que queda después de recibir las sesiones.

Aunque no son muchas sus contraindicaciones, consulta con tu médico antes de someterte a esta técnica si padeces de hipertensión arterial, sufres dermatitis, o en caso de tener alguna enfermedad del corazón o de los riñones.

Doctora Blanca Rodríguez Ayala