Carlos Sainz: “Vamos a pelear por la victoria en este Dakar”

Compartir
Carlos Sainz afronta con ilusión y optimismo su decimosexta participación en el Rally Dakar, la segunda consecutiva con el equipo Audi. El piloto madrileño, tras sus dos victorias de etapa en el alentador debut del Audi RS Q e-tron electrificado en 2022, primer piloto ganador de etapa pilotando un coche eléctrico, considera que la evolución del prototipo ha sido positiva y que pueden aspirar a más en la edición de este año.
Manuel Vega

Aunque no ve a la marca de los cuatro aros como favorita, “porque favoritos son los que ganaron el año pasado”, sí la ve en la batalla por la victoria final por una serie de razones.

Confianza en la evolución del Audi RS Q e-tron

La participación en el Rally Dakar 2022 fue la prueba más exigente al que se pudo someter al nuevo prototipo electrificado de Audi, el Audi RS Q e-tron. Los tres vehículos, pilotados por Carlos Sainz, Stéphane Peterhansel y Mattias Ekström, completaron un total de 24.000 kilómetros y acumularon un aprendizaje que ha servido para trabajar en la evolución que competirá este año en el rally.

Carlos explica que las sensaciones durante el Dakar 2022 fueron muy positivas, porque a pesar de tratarse del estreno en competición de un prototipo tan sofisticado y complejo a nivel tecnológico, los problemas técnicos no estuvieron relacionados con el sistema de propulsión, sino con otros elementos como la amortiguación, que se resolvieron durante la carrera. Además, un complicado ‘waypoint’ escondido en la segunda etapa, terminó por complicar la carrera a los pilotos de Audi.

“Este año veo el Dakar con más optimismo y tranquilidad que el año pasado, al que llegamos muy justos, con preguntas y dudas. Al final, el rally salió mucho mejor de lo que pensábamos, ganamos porque incluso conseguimos varias etapas, y los problemas mecánicos que tuvimos no fueron relacionados con lo complejo que es este coche, sino con otros problemas de juventud del equipo y el famoso waypoint escondido ”, asegura Sainz.

“En definitiva, estamos más animados, contentos y tranquilos. Este año hemos podido hacer el Rally de Marruecos – disputado con la configuración técnica que tendrán en el Dakar – y ya tenemos muchas ganas de que empiece el Dakar”, añade.

Se encuentra mas a gusto con el coche

El Audi RS Q e-tron que participará en el Dakar 2023 incluye modificaciones importantes que están centradas en mejorar, todavía más, la eficiencia del tren motriz eléctrico, reducir el peso, rebajar el centro de gravedad, la aerodinámica y facilitar el manejo de todos los sistemas del vehiculo. Gracias a este desarrollo, Sainz asegura que se siente más a gusto al volante del innovador prototipo, donde la gran diferencia es que el peso se ha reducido en 90 kilogramos.

Eso sí, el madrileño asegura que el reglamento les penaliza: “Este año se ha introducido un límite de peso mínimo de 2.100 kg para los coches con tecnologías de propulsión alternativa como el RS Q e-tron, 100 kilos más que el resto. Particularmente me resulta algo difícil de entender. Creo que el reglamento de la carrera debería, si no se beneficia, al menos no penalizar a los fabricantes que apuestan por una tecnología innovadora y por hacer que la competición sea más eficiente”.

Un equipo muy completo y experimentado

Audi participa con un auténtico Dream Team en el Rally Dakar, compuesto por dos pluricampeones del rally más duro del mundo, Stéphane Peterhansel (14 victorias, 8 en coches y 6 en moto) y Carlos Sainz (tres veces campeón), pero también por un piloto multidisciplinar con títulos en el DTM, Rallycross y ETCR, y con potencial para ganar el rally como Mattias Ekström. Por último, pero no menos importante, los tres pilotos están acompañados por tres copilotos de garantías, como son Edouard Boulanger, Lucas Cruz y Emil Bergkvist. Estas tres duplas ya demostraron sus capacidades el año pasado, cuando lograron hasta cuatro victorias de etapa (2 de Sainz, una de Peterhansel y otra de Ekström).

“Audi tiene un gran equipo, con tres pilotos y copilotos muy capaces de ganar la carrera. Ahí está Stéphane Peterhansel, “Monsieur Dakar”; nosotros mismos que hemos ganado tres años, y Mattias, que ha demostrado lo que es capaz. No es fácil, pero hay que hacer un ejercicio de confianza y apostar por Audi. A nivel mecanico quiero pensar que va a estar todo muy igualado. Llegamos preparados para pelear por la victoria”, asegura Sainz.

Preparado para ganar

Carlos Sainz siente que la preparación física es esencial para estar en la pelea por la victoria en el Rally Dakar. El madrileño, al igual que Audi ha evolucionado su RS Q e-tron para estar en la batalla por el triunfo, se ha operado duramente durante el año con el objetivo de estar al máximo nivel.

“En el Dakar se sufre. Por eso tengo claro que es mejor hacer los deberes en casa para afrontar mejor la carrera. No cabe duda de que la preparación física cuesta más a medida que vas cumpliendo años, y por eso necesitas mucha disciplina”, explica Carlos. “Prepararme como lo hago no es un mérito, es mi obligación, tenemos que hacerlo para asumir este reto. Y si quieres pelear con gente más joven, en primera división y con una marca como Audi, esto implica una preparación. Todo es medible, te marcas los objetivos y cuestión es de entrenar”, añade.

La valentía y el valor de la experiencia de Audi

Aunque el reto del Dakar es nuevo para Audi, la marca de los cuatro aros cuenta con una dilatada experiencia en competición que le ha llevado a afrontar este reto con la confianza de saber formar un proyecto ganador. Audi ha logrado victorias y títulos en el Campeonato del Mundo de Rallyes, en Pikes Peak, en las 24 Horas de Le Mans, en el DTM, en la Fórmula E… y ha trasladado ese saber hacer al desierto. Sin ir más lejos, ha reunido la mecánica de estos dos últimos certámenes (el motor de combustión del DTM y los motores eléctricos de la Fórmula E) para crear el sistema de propulsión con el que compiten en el Rally Dakar.

Para Carlos, el fabricante alemán merece todo el respeto: “Audi ha sido muy valiente a la hora de apostar por un coche tan sofisticado para una carrera como el Dakar. Reparto eléctrico de la tracción, recuperación de energía que nos hace no tener que usar apenas los frenos, tres motores eléctricos y un motor de combustión… es un reto tecnológico descomunal. Pilotar un coche tan avanzado, y participar de esta evolución tecnológica me hace mucha ilusión, sobre todo desde el punto de vista de un piloto veterano como yo”.

No siente la presión de ser el favorito

Para Carlos Sainz, la vitola de favorito la llevan los vigentes campeones del Dakar (Nasser Al-Attiyah y Toyota). “El favorito para la carrera es el ganador del año anterior. Particularmente creo que Audi no parte como gran favorita, pero tenemos un coche para ganar, y vamos a pelear por la victoria”, admite Carlos

El triple campeón espera una batalla muy igualada por la victoria entre distintos equipos, en un Dakar 2023 muy exigente, que contará con un total de 8.549 kilómetros, de los que 4.706 serán contra el cronómetro. Cada uno de ellos, probará tanto la mecánica del Audi RS Q e-tron como el talento y la capacidad de los participantes.