Audrey Pascual, una deportista de élite que rompe todos los moldes

Compartir

Con sólo 16 años, Audrey Pascual ya es Campeona de Europa de Esquí Paralímpico y una de las futuras promesas de esta disciplina deportiva. La joven vecina de San Sebastián de los Reyes nació con agenesia bilateral de tibias y con esfuerzo y tesón ha superado todas las expectativas, convirtiéndose en toda una referencia y una deportista de élite del deporte adaptado.

¿Quién es Audrey Pascual?

Tengo 16 años y me encanta practicar deporte. Nací con una agenesia bilateral de tibias y necesito prótesis para poder andar. Estudio 1º de Bachillerato y compito en esquí alpino adaptado y el año pasado tuve la suerte de ir también al Mundial de Surf.

Campeona de Europa y de España, sólo te falta una medalla en los juegos paralímpicos ¿Cuáles son tus metas tu techo, donde quieres llegar?

No me pongo límites, me encanta competir y mi objetivo es participar en más campeonatos a nivel europeo y en la Copa del Mundo. Y después espero poder participar en los juegos paralímpicos de invierno. También me gustaría volver a participar en otro Mundial de Surf.

Eres todo un ejemplo de esfuerzo y de superación, además de un espejo donde se miran muchas personas ¿eres consciente?

Eso me dicen mis amigos, pero soy una persona normal a la que le encanta el deporte y la competición y gracias a mi familia y a la Fundación También tengo la suerte de poder hacer lo que me gusta.

Para conseguir todos estos éxitos detrás hay un enorme trabajo y un Entrenamiento de élite ¿En qué consiste tu entrenamiento y cuantas horas entrenas al día?

Voy dos semanas al mes a entrenar a Sierra Nevada con el equipo de competición de la Fundación También y otras dos semanas las paso en casa.

Cuando estoy en Madrid voy a Xanadú al menos una vez por semana y entreno allí con los nuevos talentos del equipo de la Fundación También; en casa hago los ejercicios que me manda mi entrenador además de ir a nadar a la piscina.

Las semanas que estoy en Sierra Nevada esquiamos por las mañanas 4 horas y después de comer hacemos dos horas de físico. Después vemos videos del entrenamiento para comentar los fallos y corregirlos y preparamos el material para el día siguiente.

Además, estos entrenamientos los compaginas con los estudios, ¿Como lo llevas? ¿Qué quieres estudiar?

A veces es duro ponerme al día con todo durante la semana que estoy en Madrid, pero procuro hacerlo cuanto antes para que no se me “haga bola”. Soy muy competitiva también en los estudios, así que me esfuerzo para sacar las mejores notas posibles.

Me encanta la economía, así que me gustaría estudiar algo como económicas, o sociología, publicidad… todavía no lo tengo claro del todo. Pero eso sí, sin dejar el deporte, que es lo que más me gusta.

De todos los títulos que has logrado ¿Cuál ha sido el que más te ha costado?

Todas las competiciones exigen fuertes entrenamientos y suponen muchos nervios, pero recuerdo con ilusión mi primera competición fuera de España, en Meribel (Francia) donde conseguí una medalla de bronce; o las primeras pruebas de Copa de Europa en Landgraaf (Holanda) donde coincidí con grandes esquiadores a los que admiro, y conseguí una medalla de oro y un bronce; ¡Fue emocionante!

¿Te sientes reconocida?

Puedo hacer lo que me gusta y mi familia, mis amigos y la Fundación También me apoyan y me animan siempre. Me gustaría que se le diera más visibilidad al deporte adaptado y a organizaciones como la Fundación También y espero que poco a poco se vaya consiguiendo.

¿Qué opinas del apoyo incondicional de tu familia?

En mi familia el deporte siempre ha sido importante y tanto a mi hermano como a mí nos animan siempre a probar cualquier deporte. Mis padres desde que era pequeña me han animado y me han puesto los medios para hacer de todo: natación, equitación, ciclismo, esquí, surf… Y mis abuelos, primos y tíos siempre están ahí también, animándome y apoyándome.

¿Cuál es la situación del desarrollo de tu competición? ¿Cuántas pruebas disputas al año?

Esta temporada por el covid no he podido competir en el extranjero, sólo he podido participar en el Campeonato de España y la Copa de España. La temporada que viene, si es posible, intentaré competir a nivel internacional en las máximas pruebas de Copa de Europa y de Copa del Mundo

Se que eres muy joven, pero al ritmo que vas ¿Cuál es el legado que quieres dejar, tu impronta?

Me encanta competir, así que me gustaría seguir haciéndolo y poder conseguir muchas medallas y con eso dar más visibilidad al deporte adaptado y conseguir que haya más ayudas y más personas con discapacidad que se animen a practicarlo a nivel profesional.