‘Titanic’: 25 años del primer pelotazo en taquilla de James Cameron y Di Caprio casi se lo pierde

Compartir
El 14 de abril de 1912, el Titanic se hundió en las aguas del Océano Atlántico. Y 85 años más tarde, James Cameron convirtió la tragedia en una de las películas más taquilleras, galardonadas e impactantes de la historia del cine.
BettyGS

‘Titanic’, estrenada en 1997, fue todo un fenómeno gracias a sus increíbles efectos especiales en la época, sus geniales interpretaciones protagonistas (unos jóvenes Kate Winslet y Leonardo DiCaprio, lanzados al estrellato) y un romance épico ‘made in Hollywood’ que, al ritmo de ‘My heart will go on’ de Celine Dion, tuvo a medio mundo sollozando en la sala de cine.

Y el protagonista masculino fue Leonardo Di Caprio, pero más por la insistencia de Cameron que por su predisposición.

En una retrospectiva de su carrera para la revista ‘GQ’ , que se publicó el pasado noviembre, el director y guionista habló sobre la elección de Di Caprio para interpretar a Jack en ‘Titanic’, que casi se vino abajo por la mala actitud del actor durante las audiciones. «DiCaprio casi pierde el papel por su actitud en la audición«, señaló.

«Hubo una reunión con Leo y luego hubo una prueba de pantalla para preparar la escena«, revela Cameron. «La reunión fue divertida porque estaba sentado en mi sala de conferencias, miré a mi alrededor y todas las mujeres de la oficina estaban en la reunión. Todas querían conocer a Leo. Cundió la histeria».

El cineasta reveló que la primera reunión fue bien y que DiCaprio «encantó a todos, por lo que le pidieron que trabajara con Winslet, que ya había sido elegida. Pero no fue nada fácil. Al menos, al principio».

«Así que regresó un par de días después y yo tenía la cámara configurada para grabar el video. Él no sabía que iba a hacer la prueba. Pensó que era otra reunión para conocer a Kate. Así que dije: ‘Está bien, iremos a la habitación de al lado, haremos algunas líneas y yo grabarlo en video.’ Y él dijo: ‘¿Quieres decir que estoy leyendo?’ Dije: ‘Sí'». “Le estreché la mano y le dije: ‘Gracias por venir’. Y él dijo: ‘Espera, espera, espera. ¿Si no leo, no obtengo el papel? ¿Así como así?’ Y yo dije, ‘Oh, sí. Vamos. Esta es una película gigante que va a tomar dos años de mi vida, y tú te irás a hacer otras cinco cosas mientras yo hago la postproducción. Entonces, yo «no voy a joderlo tomando la decisión equivocada en el casting. Entonces, vas a leer, o no vas a conseguir el papel».

DiCaprio accedió a leer el guion a regañadientes y se indignó hasta que la cámara comenzó a rodar, afirma Cameron, pero una vez que le dio el visto bueno para leer, el actor «se convirtió en Jack».

«Kate simplemente se iluminó e interpretaron la famosa escena del beso«, cuenta el director. “Se habían abierto nubes oscuras, y un rayo de sol descendió e iluminó a Jack. Yo pensé: ‘Está bien. Él es el tipo'».