Novela negra: 10 libros novedosos para los fervientes seguidores

Compartir
Yo soy uno de ellos y no pierdo la oportunidad de bucear en los nuevos autores, pero no puedo dejar de pensar en Hammet, Chandler o McDonald que dieron nombre a este género. Aunque cualquier momento es bueno, estos días pueden ser mejores. Mira estas novelas, seguro que vas a disfrutar con más de una.
Manuel Vega

’El accidente en la A 35’ Graeme Macrae Burnet

Las novelas de Burnet son perfectas para todo tipo de públicos. Los fans de los policiales disfrutarán con esta segunda entrega del inspector Georges Gorski. Y los más reticentes a acercarse a este género, encontrarán una historia costumbrista que analiza el peso de vivir en una comunidad pequeña.

’Síbaris’ Domingo Villar

La última del autor vigués, publicada de forma póstuma. ‘Síbaris’ no es una novela sino una obra de teatro. Divertida, introspectiva y breve, reflexiona sobre la creación.

‘Muertes nada accidentales’ Paz Velasco de la Fuente

Obra de no ficción pero con estructura narrativa. En ella se repasan más de cien años de crímenes a través de diez perfiles criminales diferentes y alejados de lo que solemos ver en las ficciones audiovisuales. Estafa, ensayo, fetichismo o crueldad serán algunos de los elementos que compongan este puzzle del mal.

‘Yo que fui un perro’ Antonio Soler

Novela con formato de diario en la que Soler nos narra el nacimiento de un maltratador, de un misógino. En definitiva, de un joven que no comprende por qué el mundo no se adapta a sus deseos y necesidades. Lo mejor: la belleza de la prosa contrapuesta a la dureza de lo narrado.

‘El castillo de arena’ Seicho Matsumoto

Sobresaliente retrato de la sociedad nipona, en este caso de los años 60, algo a lo que la literatura de género negro japonesa nos tiene acostumbrados en general y Matsumoto en particular. Una investigación de transcurso reposado y meticuloso, sin grandes giros y con un desenlace brillante. 

‘Bajo la nieve’ Helen McCloy

La recuperación de McCloy por Hoja de Lata es una gran noticia. Fue la creadora de la serie de Basil Willing, un detective influenciado por las corrientes del psicoanálisis pero que resuelve todo desde la razón. Aquí denuncia el abuso de las píldoras adelgazantes (ojo, es de 1938) en una historia con una ambientación admirable.

‘Cuando por fin morí’ Gladys Mitchell

Si la recuperación de McCloy es una gran noticia, no lo es menos este rescate de Gladys Mitchell. La señora Bradley, detective aficionada, investiga una correlación de sucesos acontecidos seis años atrás que se encadenaron de un modo sospechoso. Entrevistas, recuerdos y diarios serán la base de esta estremecedora investigación.

‘Las hermanas Jacobs’ Benjamin Black

Primer caso de Quirke y Strafford juntos. Una joven estudiante de historia es encontrada muerta dentro de su coche. Todo apunta a un suicidio, pero nuestros investigadores sospechan que se trata de un asesinato. Viajaremos al Dublín de 1958 para comprobar que Black/Banville consigue enamorar, por encima de todo, gracias a sus personajes.

‘Los valientes están solos’ Roberto Saviano

Giovanni Falcone falleció en 1992 junto con su esposa y tres escoltas cuando su coche voló por los aires. Saviano, amenazado y bajo protección desde la publicación de ‘Gomorra’, repasa la vida del juez italiano que consiguió desmantelar una parte fundamental de la Cosa Nostra en una obra íntima y que pone en contexto la labor de este magistrado.