Los patinetes eléctricos y cómo deben ser a partir de ahora

Compartir
Actualmente, hay más de un millón de Vehículos de Movilidad Personal (VMP) circulando cada día por las vías españolas. Como ya es una realidad que estos vehículos están modificando poco a poco la movilidad en los núcleos urbanos, es necesaria una regulación.
Agencias

El pasado 21 de enero se publicó en el BOE la resolución por la que se aprueba el Manual de características de los Vehículos de Movilidad Personal, un documento normativo en el aparecen reflejadas todas las características técnicas  para poder circular por las vías españolas, así como la obligación de que estos vehículos hayan sido certificados por los organismos competentes.

En palabras de Jorge Ordás, subdirector de movilidad y tecnología de la DGT: “El objetivo del manual es principalmente garantizar la seguridad vial y la protección al ciudadano que conduce un VMP, así como la del resto de usuarios que comparten con él la vía. En un segundo plano se busca que los vehículos que salgan al mercado posean unas garantías de calidad y durabilidad mínimas exigible”.

Como hemos comentado al inicio del artículo, además de recoger las características técnicas de este tipo de vehículos, el manual obliga a los fabricantes a disponer de un certificado de circulación para una marca, modelo y versión concreta que garantice el cumplimiento de determinados requisitos técnicos, así como una identificación para que estos vehículos puedan circular por las vías.

¿Cuándo entrará el manual en funcionamiento?

La resolución entró en vigor el pasado 22 de enero de 2022. No obstante, establece un régimen transitorio:

Todos los VMP que se comercialicen a partir del 22 de enero de 2024 serán marcas y modelos de VMP que hayan sido certificados y, por lo tanto, aparecerán en la página web de la DGT.

Todos los VMP comercializados hasta el 22 de enero de 2024 podrán circular hasta el 22 de enero de 2027 aunque no tengan certificado.

A partir del 22 de enero de 2027, únicamente podrán circular los VMP que cumplan con lo dispuesto en el manual y que cuenten con el certificado para circular.

¿Qué características deberán cumplir?

Los patinetes eléctricos sólo podrán circular a una velocidad máxima de 25 km/h. Además, contarán con sistemas de antimanipulación tanto para la velocidad como para la potencia.

Todos los modelos contarán con un indicador de información visible en el que constará la velocidad a la que va el vehículo y el nivel de la batería.

Los VMP tendrán que equipar catadióptricos en el frontal (blanco), en ambos laterales (blanco o amarillo) y en la parte trasera (rojo). Además, la luz de freno deberá estar diferenciada o combinada con la luz trasera.

Por su parte, los vehículos destinados al transporte de mercancías deberán llevar reflectantes laterales de color amarillo y traseros de color rojo, en aristas y vértices de la carga para ser visibles en situaciones de baja luminosidad. Estos vehículos de mercancías deberán llevar instalados de forma obligatoria indicadores de dirección delanteros y traseros, es decir, intermitentes. También deberán llevar retrovisores y asistente de marcha atrás.

Todos los vehículos destinados al transporte personal dispondrán de dos frenos independientes, con una desaceleración mínima de 3,5 m/s2. Asimismo, los vehículos de más de dos ruedas dispondrán de freno de estacionamiento.

Todos los VMP llevarán avisador acústico y, en el caso de los vehículos de mercancías, deberán llevar también avisador de marcha atrás.

Para evitar los VMP caídos en medio de las calles y obtener un cierto orden en las ciudades, el manual establece la obligatoriedad para los VMP con menos de tres ruedas de disponer de un sistema de estabilización mientras están aparcados: una pata de cabra lateral o un caballete central.

El manual establece en 203,2 milímetros el diámetro mínimo de las ruedas de los VMP, que deberán ser de superficie rugosa para obtener una mayor adherencia al terreno. En ningún caso se permitirá el uso de neumáticos lisos.

Los VMP contarán con un doble sistema de seguridad para que queden bien acoplados mientras se transportan plegados y así evitar aperturas involuntarias.

Todos los VMP dispondrán de un marcaje de fábrica único, permanente, legible y ubicado de forma claramente visible con información sobre la marca, el modelo, el número de serie, el número de certificado, el año de construcción y la velocidad máxima.

Todos los VMP contarán en la parte trasera con un espacio para llevar una identificación o etiqueta de registro.