¿Los gatos domésticos están libres de parásitos?

Compartir
En España, los gatos son la segunda mascota más común en los hogares. Puede que si estás pensando en adoptar a un gato, tengas mil dudas sobre estos felinos tan curiosos y cuáles son sus cuidados principales.
LMN

Sobre todo, suele haber dudas sobre cómo hacerse amigo de un gato o sobre cómo cuidarle de forma correcta. Con respecto a este último tema, para mantener una correcta salud de tus gatos tendrás que tener en cuenta la desparasitación. En muchas ocasiones surgen dudas sobre si los gatos domésticos deben ser desparasitados… Aquí te damos una respuesta. 

¿Qué son los parásitos? 

Un parásito es un organismo que vive sobre un organismo huésped o en su interior y se alimenta a expensas de este. Con respecto a los parásitos en gatos, hay que distinguir entre los internos y los externos

Parásitos internos: Estos afectan tanto al aparato digestivo como al aparato respiratorio. Dentro de los parásitos intestinales, hay 3 categorías:

  • Nematodos: Ascáridos y Anclylostómidos.
  • Cestodos: Dipylidium caninum, Taeninia taeniformes y Echinoccocus granulosus.
  • Protozoos: Giardia, Toxoplasma gondii y coccidios.

Parásitos externos: Estos se localizan en la piel o mucosas del animal. Son los más conocidos y dentro de esta categoría podemos encontrar:

  • Piojos
  • Pulgas
  • Garrapatas
  • Ácaros
  • Mosquitos
  • Moscas 

¿Cómo llegan los parásitos a los gatos que viven en casa? 

Hay muchas formas a través de las que los parásitos (internos o externos) pueden llegar a nuestras casas e infectar a nuestros pequeños felinos. Por ejemplo, estos parásitos pueden entrar por la ventana (por ejemplo los mosquitos) o ser nosotros los portadores a través de la ropa, por ejemplo en el caso de huevos de Toxocara spp. Hay que tener en cuenta que en los vecindarios hay muy diversos animales (pulgas de perro, por ejemplo) y estas pueden llegar fácilmente a nuestras casas. 

¿Cómo tratar los parásitos y prevenirlos? 

Por un lado, hay que tener una prevención adecuada. Para esto, los veterinarios realizan un plan preventivo personalizado para cada familia que incluye una desparasitación interna y/o externa. 

Por otro lado, en caso de creer que tu gato tiene parásitos, se deben realizar análisis coprológicos seriados para detectar su presencia. Si las pruebas son positivas en parásitos internos, habrá que aplicar tratamientos durante unos días para eliminarlos (adultos, lavas, huevos…). Frente a los parásitos externos, es necesario aplicar pipetas, que repelen piojos, pulgas, garrapatas, así como tratamientos tópicos si hay que curar heridas.