Economía y empresas

La fusión de Orange y MásMóvil aprobada por Bruselas con condiciones

Compartir
El operador de telecomunicaciones francés Orange ha dado la bienvenida este martes al aval con condiciones de Bruselas a su fusión con la española MásMóvil.
LMN

La Comisión Europea ha anunciado que aprueba la fusión de Orange y MásMóvil, pero lo hace sujeto a que las compañías cumplan las concesiones pactadas con el competidor rumano Digi para evitar problemas de competencia en el espacio económico europeo.

«Los compromisos ofrecidos por las partes permitirán a Digi, el operador de red virtual móvil más grande y de más rápido crecimiento en España, responder a la fuerte presión competitiva que ejerce MásMóvil», ha indicado en un comunicado la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario encargada de Competencia, Margrethe Vestager.

En su examen preliminar de la operación, Bruselas temió que la alianza entre las dos compañías restringiera la competencia en los mercados minoristas para el suministro de servicios de internet fijo y móviles en España.

En un comunicado, la compañía francesa ha destacado que «la nueva entidad se posicionará como uno de los operadores líderes del mercado español en términos de clientes, experiencia de usuario, talento y cobertura de red (fibra y móvil), así como un actor sólido con capacidad financiera para seguir invirtiendo en el desarrollo de las infraestructuras de telecomunicaciones españolas».

En términos financieros, la entidad resultante de la fusión facturará más de 7.400 millones de euros anuales, con un ebitda (beneficio bruto de explotación después de arrendamientos) de más de 2.300 millones de euros. La nueva estructura tendrá un valor empresarial de 18.600 millones de euros y las sinergias, a partir del cuarto año de la operación, alcanzarán los 450 millones de euros cada año.

El nuevo grupo contará con más de 30 millones de consumidores y será el que acumulará mayor cuota de mercado del Estado, por encima de Telefónica

Además, el nuevo gigante telefónico deberá ofrecer un acuerdo opcional de roaming en España con Digi, cuya red probablemente no podrá cubrir todo el territorio estatal. Es decir, que Digi pueda elegir si opta por utilizar los servicios de roaming de Orange y MásMóvil o quedarse con su actual proveedor mayorista, que es Telefónica, o incluso elegir si prefiere explotar la red que tiene Vodafone en todo el Estado.

En este sentido, la vicepresidenta de la Comisión Europea y titular de Competencia, Margrethe Vestager, admitió que la empresa conjunta Orange y MásMóvil «amenaza» la competencia en la oferta al por menor de servicios de internet, pero ha asegurado que las condiciones impuestas «garantizarán que los consumidores en España sigan beneficiándose de un mercado de telecomunicaciones competitivo, en términos de precios, calidad y conectividad 5G».

Bruselas también apunta en el comunicado que si no se hubieran puesto condiciones, la operación, que está valorada en unos 18.600 millones de euros, «podría haber provocado un incremento de precios a los consumidores en España» que se situaría «muy por encima del 10%». «Las eficiencias que la operación podría haber generado, como ahorros en costes o un mayor despliegue de 5G o fibra, no habrían compensado los importantes efectos anticompetitivos de la operación», añade la Comisión Europea.

Más clientes que Telefónica

En España la fusión tiene un impacto especial porque supone que el grupo Orange y MásMovil superará en cuota de mercado a Telefónica, actual líder del sector de las telecomunicaciones en España. Para la compañía que preside José María Álvarez-Pallete, la fusión supone un reto que llega en un momento de cambios: la compañía está pendiente de que el gobierno español, a través de SEPI, ejecute el 10% de la compra del capital que anunció hace dos meses.

Asimismo, continúa en el aire la adquisición por parte del grupo saudí STC Telecom del 9,9% de la compañía: la empresa saudí debe realizar la petición de autorización al gobierno español para alcanzar el total de la compra, si por ahora sólo tiene asegurado un 4,9% del capital.