Huelga en las torres de control del aeropuerto de Barajas desde Nochevieja hasta el 7 de enero

Compartir
El sindicato UGT ha anunciado la convocatoria de huelga de los trabajadores de las torres de control de plataforma del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas desde el 31 de diciembre hasta el 7 de enero, en plenas Navidades y afectando también a la operación retorno.
LMN

A las movilizaciones de los trabajadores del servicio handling de Iberia coincidiendo con la festividad de Reyes y la operación retorno (entre el 5 y el 8 de enero), que siguen adelante tras no llegar a un acuerdo esta semana con la compañía aérea, se suma ahora otra convocatoria por parte de UGT de un paro en el aeropuerto con más tráfico de España.

En concreto, el sindicato ha convocado movilizaciones entre el 31 de diciembre y el 7 de enero en el servicio de dirección de plataforma (SDP) del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas en protesta, según aseguran, por la imposibilidad de arreglar «una situación laboral insostenible que afecta directamente la seguridad de las operaciones aeroportuarias».

Las «extenuantes jornadas» debido al pluriempleo y a una alta rotación de la plantilla (donde el 60% del personal tiene menos de seis años de experiencia) comprometen la concentración necesaria en un servicio crítico para la seguridad aeroportuaria, según UGT.

La convocatoria de paros afectará al control en los movimientos en tierra de las aeronaves en las maniobras previas al despegue, así como a las que se realizan una vez que el avión aterriza hasta las correspondientes terminales.

Según el sindicato, este servicio aeroportuario «juega un papel crítico en las operaciones del aeropuerto» ya que se encargan de ordenar el movimiento de los vuelos en superficie, desde dos de las torres de Barajas, en una amplia zona que abarca el 70% de las calles de rodaje del aeropuerto.

UGT explica que la problemática surge tras la adjudicación del servicio a la compañía Skyway en el año 2022, «que ofreció un 15% menos que la empresa anterior y más de un 30% inferior al precio de salida». Según el sindicato «esta reducción ha resultado en la incapacidad de mantener las condiciones laborales anteriores, aprovechándose de la ausencia de subrogación y convenio colectivo en un servicio esencial de interés público».

El sindicato asegura que desde el 2011 el SDP ha experimentado «un deterioro progresivo» en las condiciones laborales y la calidad el servicio bajo diversas empresas. Según explican la gestión actual de Skyway, «con su bajada sobre el precio inicial de la licitación ha intensificado el problema en un contexto económico de inflación acumulada del 24% desde 2011 mientras los salarios nunca han subido en consonancia y los de las nuevas incorporaciones han caído más de un 30%». 

«Esta huelga busca resaltar la merma inaceptable en la seguridad operativa y la calidad del servicio en Barajas, poniendo en riesgo primordialmente al pasajero», concluye el sindicato en un comunicado en el que exige a la empresa adoptar medidas «urgentes» y atender las propuestas de la plantilla «para restaurar los derechos laborales mediante la negociación del primer convenio sectorial para el servicio, que garantice estándares de calidad acordes con la importancia crítica de las tareas desempeñadas».