Frutas ácidas: refrescantes y saludables

Compartir
Pomelo, naranja, limón, mandarina, lima… las frutas cítricas son excelentes para la salud gracias a los nutrientes que contienen. Sus elevadas dosis de vitamina C actúan como antioxidantes retrasando el envejecimiento prematuro de las células, lo que previene la aparición de arrugas en la piel y el desarrollo de algunos tipos de cáncer.
Dra. Blanca Rodríguez Ayala

Además, favorecen la formación de colágeno manteniendo sanas las articulaciones y la dermis. Ayudan a la cicatrización de las heridas, a la correcta absorción del hierro, y fortalecen las defensas evitando que enfermemos. Por otro lado aportan potasio, un mineral que reduce la tensión arterial y, por lo tanto, ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares en el adulto.

A nivel digestivo, su fibra regula las deposiciones, lo que previene el estreñimiento y otras patologías más importantes, como el cáncer de colon. Durante el embarazo los cítricos son muy recomendables ya que su alto contenido en ácido fólico previene malformaciones fetales. 

Pero, ¿están siempre indicadas? Aunque son claramente beneficiosas para la salud, quienes tienen problemas de reflujo gastroesofágico y/o padecen de úlcera de estómago, deberían evitar o moderar su consumo para no empeorar los síntomas. 

Dra Blanca Rodríguez Ayala. Médico y asesora nutricional

@blanca4615

www.laconsultadeblanca.es