Feria de Sevilla: perfecto catálogo de “gente prescindible”

Compartir
Quien no supiera lo que significa la Feria de Abril (algo difícil) se habrá empapado esta semana pasada. Los medios de comunicación, sobre todo los audiovisuales, se han encargado de dar nos buena cuenta de lo que ha sido este año postcovid (?).
Manuel Vega

Antes de entrar en materia, quiero hacer mención a este postcovid que he mencionado porque hoy ya se ha empezado a informar de la cantidad de casos que han aumentado los positivos de personas que han estado en la Feria y se pronostica un número grande de infectados. Pero más vale un “rebujito” (en Madrid nos vamos de “cañas” en lo peor de la crisis impulsados incluso por los políticos) y pasar “un leve catarro”. Ya veremos en qué queda.

Como digo, nos han bombardeado con múltiples escenas, sobre todo de personas “ilustres” que se han dejado ver por el Real. Casi todos los comunicadores han cambiado lo de “Crónica Rosa” por “Crónica Social” que no nos dice lo mismo pero que enmascara todo lo peyorativo de la palabra “rosa”.

La marejada de gente ha sido impresionante. Los empresarios de la hostelería presentes han estado toda la semana dando botes de alegría y se ha calculado que la ciudad ha recaudado alrededor de mil millones de euros. Nos alegramos por ellos que lo han pasado muy mal últimamente, aunque el aumento de los precios ha sido abusivo para muchos. Para algunos ha estado todo muy bien, ni se han enterado.

Y entre ellos todos aquellos que han pasado por la Feria para ser vistos y retratados. Si has tenido la “suete” (o la desgracia) de haber sido receptor de información de “crónicas sociales” la pasada semana habrás visto que los que no hayan ido no es nadie.

El desfile de gente conocida y desconocida que nos la harán cada vez más conocida gracias a Tele 5 ha sido impresionante. Y prácticamente todos son “gente prescendible” en nuestra vida y en la de los españoles. Para no ser injusto quiero salvar a algún que otro político que está en campaña y tiene que dejarse ver lo más posible y en los más dispares sitios.

Han pasado por las cámaras de las diferentes televisiones rostros desconocidos que no sé a qué se dedican, que hacen de productivo, cómo se ganan la vida y que beneficio saco yo de su existencia. Y no me refiero a algo económico si no formativo para el presente y el futuro.

Aplaudiría que algún loco de las cifras y la anécdota hiciera un informe de los rostros más reproducidos, las pregustas que les han hecho los pobres reporteros que tienen esa ingrata tarea y las respuestas que han recibido. De esta forma nos daremos cuenta de la altura de estos personajes y cuál es el ranking de “gente prescindible”.

Yo tengo la ganadora de mi particular apuesta: Victoria Federica. Aunque no sé lo que hace, ni para qué sirve, por lo menos ya sé que existe.