Escucha a algunos intérpretes de la “Música Disco”, un género que todavía suena en las discotecas: Donna Summer, Bee Gees, Gloria Gaynor, Sister Sledge, Amii Stewart y, como no, Baccara

Compartir
La alegría de una década popular no ha quedado atrás. Aún hoy en día, muchas de las canciones que os proponemos. Un estilo musical y unos artistas que no puedes olvidar para tu próxima fiesta.
Jack Damon

Donna Summer

Donna Summer es la reina de la música disco. Dentro de un género del que brotaron voces anónimas, Summer, que falleció el 17 de mayo de 2012, fue prolífica, versátil y decidida. Empujando los límites, simbolizó una época que su obra trascendió. Su influencia, desde Madonna hasta Beyonce, desde la invención del doce pulgadas hasta todo el EDM moderno, es inconmensurable. Su asociación con el equipo de producción de Giorgio Moroder y Pete Bellotte fue de colaboración, ya que fue coautora de ocho de sus catorce singles de las listas de éxitos del pop. El noveno, «Dim All the Lights», lo escribió ella sola.

Bee Gees

A finales de los años 50, tres hermanos hicieron un pacto: «Vamos a ser un grupo pop muy famoso y nada va a pararnos…» Cuatro décadas más tarde podemos afirmar que lo consiguieron. Ellos son Barry, Maurice y Robin Gibb, los Bee Gees. Nacieron a finales de la década de los 40 en Douglas, en la Isla de Man en el Mar del Norte, hijos de un percusionista de una banda y de una cantante, Barbara. Al padre, Hugg, le gustaba escuchar a Bing Crosby y a los Mills Brothers, a los que los chicos conocerían tiempo después.

En los 70, tras varios fracasos seguidos, emigran a EE.UU. en 1975, y con la inestimable ayuda de Arif Mardin, productor de Aretha Franklin, Average White Band, Manhattan Transfer desarrollan su verdadera pasión, el R & B y nos dejan obras espectaculares como los álbumes «Main Course», «Children of the world» y alcanzando el cénit de la música pop con las canciones de «Saturday night fever» y el álbum «Spirits having flown» su disco original más vendido de toda su carrera, con más de 20 millones de copias. Hoy «Saturday night fever» es todavía la banda sonora más vendida de la historia musical.

Gloria Gaynor

La canción que catapultó a Gloria Gaynor en 1978 y que han cantado millones de personas bien podría ser el título de su vida. I will survive (sobreviviré, en inglés), que curiosamente iba para cara B del single Substitute, resume la tenacidad de la artista nacida en Newark, Nueva Jersey en 1943. Gloria Gaynor es una superviviente: desde niña ha cargado con una herida de abandono, ha superado el accidente que le dañó la columna vertebral y el maltrato al que la sometió su exmarido, que también se aprovechó de ella como manager. En septiembre, Gaynor cumplirá 80 años y unos días antes, el 15 de agosto, actuará en la primera edición del Sabåtic Fest, en el Autocine Cesur FP Málaga donde también se podrá ver a Bonnie Tyler. Gaynor no está desentrenada. A principios de junio actuó en el festival Tribeca después de la première del documental Gloria Gaynor: I Will Survive, de Betsy Schechter.

Sister Sledge

«We are family, I’ve got all my sister with me«, proclamaban las integrantes del grupo Sister Sledge en la canción que las lanzó al estrellato en 1979 de la mano de los compositores Nile Rodgers y Bernard Edwards y del grupo Chic. Sin embargo,  hasta llegar ahí transcurrieron siete años desde que cuatro hermanas de edades comprendidas entre los 12 y los 16 años decidieran llevar a cabo un proyecto musical en su ciudad, Filadelfia, bajo el nombre de Sister Sledge. Las hermanas pasaron dos años más bajo el impulso creativo del dúo  Rodgers-Edwards, para posteriormente producir sus propios trabajos. En 1983, el grupo lanzó el álbum ‘Bet cha say that to all the girl‘, álbum que incluía la canción ‘Smile‘ y que contó con la colaboración del prestigioso cantante Al Jarreau. Dos años más tarde consiguieron un nuevo éxito con la canción ‘Frankie‘, que llegó al número uno en el Reino Unido y casi inmediatamente el grupo se disolvió, grabando algunas de sus integrantes canciones por separado.

Amii Stewart

Amii Stewart, cantante de música soul, disco y más tarde de dance, nacida en 1956 en Washington. Entró como un rayo dentro del panorama musical de con su versión de «Knock on Wood», un tema que ya interpretó Eddie Floyd; uno de los mejores cantantes de deep soul de Montgomery. Una de sus épocas más gloriosas fue la etapa que trabajo en los musicales de Broadway, entre los que destacó como protagonista de «Bubbling Brown Sugar». Otra de las versiones que la inmmortalizaron fue una genial interpretación de «Light my fire» de The Doors, a partir del cual su éxito comenzó a bajar de una forma escalonada. Tras un tiempo se marchó a Italia, donde con compañías internacionales intentó lanzar algún single, que pasó sin pena ni gloria; para más tarde volver a Estados Unidos con la discográfica RCA a mediados de los ’80. En 1985 volvió en cierta forma al panorama musical con el tema «Friends», que logró entrar en el top 40 R&B. A pesar de que cuenta con una carrera que abarca más de veinte años en activo a editado pocos trabajos. Siempre tuvo contratos cortos, por lo que sus cambios de discográficas eran muy comunes. A pesar de que no cuenta con un material discográfico muy abundante, las recopilaciones de su obra son abundantes, al igual que los álbumes de remix con tendencias electrónicas que se mueven dentro del house y el dance.

Baccara

Si preguntamos cuál fue el primer español que consiguió un nº 1 absoluto de ventas en Gran Bretaña, seguramente unos contestarían que Los Bravos otros dirían Julio Iglesias. Pues no. Los Bravos fueron nº 2 y Julio sería nº 1 cuatro años después que Baccara consiguiera la hazaña con su primer hit“Yes, Sir, I can boogie”. Venderían cerca de quince millones de copias en todo el mundo y entraría en el Guiness como el disco más vendido de un grupo femenino en toda la historia de la música. Pero no cojamos el rábano por las hojas. La historia empieza unos años antes, cuando la riojana Maite Mateos y la madrileña María Mendiola coinciden en 1974 en TVE, que por entonces mantenía un ballet estable que actuaba en varios de sus programas. En 1976 quedan en el paro y deciden formar un dúo artístico que bautizan como Venus. Ninguna de las dos era cantante ni cantaba entonces especialmente bien. Lo suyo era el baile y ya se sabe que es complejo bailar sin música, por lo que deciden preparar su propio material sonoro. Se presentan en enero de 1977 en el programa “Palmarés” en una actuación en la que lo único destacable fue la longitud de sus piernas y la brevedad de sus shorts. Son contratadas para una sala de Zaragoza en la que apenas duran una semana con un repertorio de canciones hispanoamericanas, algún tema pop y mucho baile. El dueño las despide aduciendo que son demasiado elegantes, su representante se desliga de ellas y alguna discográfica vaticina que no tienen ningún porvenir en esto de la música.