El plan para reducir el número de cotorras en Madrid se retrasa a primavera de 2021

Compartir

Este mes de octubre estaba previsto que el Ayuntamiento de Madrid pusiera en marcha su plan de control de las cotorras argentinas en la capital. Un revés técnico ha provocado que el consistorio se vea obligado a retrasar hasta primavera de 2021 el comienzo del plan, ya que debe licitar un nuevo contrato al no incluir en los pliegos a empresas que prestan servicios de control de plagas, unas cláusulas que fueron recurridas.

El proyecto fue aprobado en junio de 2020 con un presupuesto de 2,9 millones de euros y el motivo de esta demora se debe a que el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad Madrid ha considerado que las empresas de prevención de plagas pueden concurrir al concurso público. Ahora el concurso se tendrá que que repetir.

El plan de control tiene la intención inicial de eliminar al 10 % de las cotorras de este tipo. En los últimos años el crecimiento de la población de este tipo de aves no ha parado y solo en Madrid, en los últimos tres años, de 2016 a 2019, han pasado de 9.000 a 13.000 ejemplares, lo que supone la mitad de todas las cotorras que hay en España.

Desde el Ayuntamiento de Madrid y según han informado a la agencia EFE, no se incluyeron en el concurso a las empresas de luchas contra plagas entre las que podían concurrir al considerar que no era una plaga sino “un problema de daño a la biodiversidad”. Una vez resuelto el contencioso, los técnicos municipales elaborarán nuevos pliegos ampliando el abanico de compañías y se volverá a licitar el contrato.

Actuaciones del plan

Con este plan se pretende capturar ejemplares adultos mediante diferentes métodos de trampeo, así como la esterilización y control de sus puestas (esterilización de huevos y colocación de nuevo en el nido de manera que imposibilite una segunda puesta).

También se procederá al apeo de los nidos vaciados y su retirada al vertedero cuando se les haya capturado.