Actualidad

El Metro reabre el miércoles la línea 1 entre Sol y Nueva Numancia, parte del tramo cortado desde junio

Compartir
Metro de Madrid reabrirá este miércoles 27 de septiembre el tramo de la línea 1 entre las estaciones de Sol y Nueva Numancia, parte del recorrido cortado desde el pasado 24 de junio, que llega hasta Valdecarros.
LMN

Así lo ha anunciado el consejero de Vivienda, Transportes e Infraestructuras, Jorge Rodrigo, este jueves en el Pleno de la Asamblea de Madrid durante una comparecencia en la que ha perfilado las líneas generales de su área esta legislatura, en unas declaraciones de la que se ha hecho eco Europa Press.

La línea permanecerá todavía clausurada entre Nueva Numancia y Valdecarros, con diez paradas afectadas de las 19 originalmente implicadas en las obras. Está por ver si volverá a la actividad a finales de octubre, la fecha inicialmente anunciada por la Comunidad de Madrid para la reapertura de las estaciones.

“De esta forma vamos a reabrir la mitad del trazado casi un mes antes de lo previsto”, ha destacado el consejero durante su intervención. Aunque no había una fecha concreta para la finalización de las obras, sí se estableció el mes de octubre como plazo de finalización de estos trabajos para renovar el tramo entre Valdecarros y Sol.

Se trata de la segunda fase de las obras de renovación integral de la línea, que conecta Valdecarros con Pinar de Chamartín y es la más antigua de la red del suburbano. Durante este tiempo, la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) ha habilitado un servicio gratuito con hasta 58 autobuses que recorren desde el final de la línea hasta Atocha.

El delegado de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, calificó esta misma semana de “éxito” el servicio sustitutivo y gratuito de 58 autobuses de la EMT por el cierre parcial de la línea 1 de Metro con 70.000 viajeros diarios y “prácticamente sin quejas ni reclamaciones”.

Segunda fase de la reforma

La segunda fase de las obras de renovación de la línea 1 de Metro arrancó en febrero y tendrá una tercera etapa que será nocturna y no afectará al funcionamiento de la misma. Los trabajos persiguen una mejora tanto de la velocidad como la comodidad de la ruta más antigua de la red.

Las obras buscan mejorar de manera integral el funcionamiento de la línea, reduciendo los tiempos de recorrido de los trenes, introduciendo unas mayores prestaciones tecnológicas que incrementen la fiabilidad de las instalaciones y optimizando las labores y los costes de mantenimiento de la vía.