Cuida tus ojos, son para toda la vida

Compartir
Cuando el sol empieza a ser más intenso, los ojos sufren por el exceso de luz y la sequedad ambiental, por ello, cuidarlos debe convertirse en una rutina, pero no sólo en los meses cálidos, hay que ser constante durante todo el año.
Dra Blanca Rodríguez Ayala

Con estos sencillos consejos, puedes prevenir muchas enfermedades oculares sin grandes esfuerzos:

  • Una vez al año visita al oftalmólogo, tengas o no problemas en los ojo. Algunas enfermedades, como el glaucoma, sólo avisan cuando ya no hay solución. Debes saber que hasta un 50% de los problemas de vista pueden prevenirse en estas consultas rutinarias.
  • La luz intensa puede causar un deterioro de la córnea provocando la aparición de úlceras que pueden llegar a ser muy graves. Para evitarlo, utiliza gafas de protección adecuada siempre que haya luz solar, sobre todo en la playa o en la alta montaña, donde los rayos son más intensos. Asegúrate de que las lentes cumplen la normativa para proteger tanto de la luz UVB como de la UVA, y que llevan el sello CE (marca de la Unión Europea). Los gorros de ala ancha y las gorras de visera también son útiles para reducir la incidencia de los rayos.
  • No abuses de las pantallas, permanecer con la mirada fija mucho tiempo en el móvil, el ordenador o la Tablet genera “estrés ocular”, lo que se traduce en picor de ojos, enrojecimiento y visión borrosa. Para prevenirlo, descansa cada 20 minutos mirando un punto fijo en la lejanía durante unos segundos. Las lágrimas artificiales son de gran ayuda para aliviar las molestias.
  • No veas la tele a oscuras, procura que haya algo de luz en la estancia y que el ambiente no sea muy seco.
  • Come bien. No sólo de zanahorias se alimentan nuestros ojos, hay otros productos que también nos ayudan a proteger la vista y que deberíamos incluir en la dieta semanal. Apunta:

Cebolla: Rica en vitaminas A y C, pero también en un compuesto llamado quercetina que se encuentra sobre todo en su piel, y que ayuda a prevenir las cataratas y algunos problemas de la retina.

Espinacas: Evitan enfermedades de la vista que aparecen según vamos cumpliendo años. Su riqueza en antioxidantes protege de los efectos nocivos de la luz solar.

Brócoli: Principalmente protege la vista del sol. Hay estudios que señalan que un consumo habitual de esta verdura aumenta la densidad del pigmento macular del ojo, una zona de la retina que nos permite percibir los colores y el movimiento.

Frutos rojos: Arándanos, bayas, fresas, moras… Sus flavonoides (antioxidantes) protegen del envejecimiento prematuro de los ojos y evitan algunas lesiones oculares.

Nueces de Macadamia: Previenen la aparición de cataratas gracias a su contenido en selenio y vitamina E. Al ser ricas en ácidos grasos Omega 3, mantienen el sistema nervioso sano lo que repercute en el buen estado del nervio óptico.

Pimientos: verdes, rojos o amarillos, todos valen para prevenir la degeneración macular y evitar las cataratas.

Zanahorias: la hortaliza de la vista por excelencia es rica en vitamina A lo que contribuye a mantener una buena visión, sobre todo nocturna, y a conservar sana la retina.

Dra Blanca Rodríguez Ayala. Médico y asesora nutricional

@blanca4615

www.laconsultadeblanca.es