Cultura y entretenimiento

‘Basado en una historia real’, nueva serie sobre la obsesión con los true-crime divertida y que se puede ver casi del tirón

Compartir
Movistar Plus estrenó en noviembre ‘Basado en una historia real’, con Chris Messina y Kaley Cuoco enfrentándose a un asesino en serie… y creando un podcast con ello, que tenía intención de comentar en su momento, pero que todavía puede interesar a muchos.
BettyGS

La obsesión de Estados Unidos con los true crime en los últimos años se ha hecho cada vez más pronunciada. Sobre todo por culpa de los podcasts que relatan historias de asesinos reales y las investigaciones para descubrirlos. Pero no solo es una obsesión nortemaricana. Es algo que también ha impactado con fuerza en el resto del mundo. Por ejemplo, en España. De ahí el éxito de ‘El cuerpo en llamas’ y ‘Las cintas de Rosa Peral’ en Netflix, entre otras cosas. Así que es normal que Peacock quisiera apostar por una serie que tratara sobre esa misma obsesión. Y ahí nos encontramos con ‘Basado en una historia real‘, que estrena su primer capítulo este lunes 13 de noviembre Movistar Plus Series a las 21.30 horas.

Sobre el papel puede recordarnos a ‘Sólo asesinatos en el edificio’, la serie de Disney Plus con Martin Short, Selena Gomez y Steve Martin. Aunque donde ahí encontramos humor y diversión, ‘Basado en una historia real’ va mezclando géneros a lo largo de sus 8 episodios. Sí, es divertida, porque al final es una comedia. Pero cuenta con drama, con misterio e incluso con momentos bastante terroríficos. Y todo sostenido gracias a la brillante pareja formada por Chris Messina y Kaley Cuoco (‘The Big Bang Theory’), que están perfectos en sus papeles. Pero, al final del día, la serie sobre todo se centra en ser una crítica nada sutil a esa obsesión de la que hablábamos en el primer párrafo.

Otro de los puntos interesantes aparte de su pareja protagonista, es en el lado del apartado creativo. Porque la serie ha sido creada por Craig Rosenberg, el mismo creador detrás de los éxitos de Amazon Prime Video ‘The Boys’ y ‘Gen V’. Sí que se nota en algunos momentos bastante explícitos y, al igual que ‘The Boys’ es una crítica a todos esos incels norteamericanos y a su extrema derecha, ‘Basado en una historia real’ se centra en la obsesión malsana por los asesinos en serie. Algo que hemos visto recientemente tras el estreno de ‘Dahmer’ en Netflix, con sus familiares pidiendo a la gente que no le romantizaran ni usaran su disfraz para Halloween.

Equilibrio entre misterio y comedia

Basado en una historia real’ comienza con Natalie Dyer (Nancy Wheeler en ‘Stranger Things’) siendo asesinada de una forma bastante explícita. El principio recuerda a ‘American Horror Story’ 1984′ y a otros cuantos slashers ochenteros. Para luego conocer al matrimonio formado por Chris Messina (Nathan) y Kaley Cuoco (Ava), y cómo están atrapados en un tipo de vida que no les gusta, y que tampoco es lo que esperaban. Ella está embarazada, y él acaba de ser despedido del trabajo de toda su vida: profesor de tenis en un club exclusivo de Los Ángeles. Además, por una persona mucho más joven que él.

Al final los dos quieren volver a ser relevantes en su vida, a volver a contar para algo. Ava descubre que es la única de sus amigas que no tiene un affaire. Mientras que Nathan no quiere verse relegado por esa generación joven que coge todo lo que ve. Y ese punto al que han llegado en sus vidas se ve mucho mejor reflejado en el personaje de Nathan, y también de una forma mucho menos sutil. Acaba haciéndose amigo del fontanero, que acaba de llegar a la ciudad con su hijo y, en una noche de borrachera, conoce a la chica asesinada.

Tras un par de detalles más que no queremos desvelar, la pareja se encuentra cara a cara con el que creen responsable del asesinato. El descuartizador de West Side. Pero, en vez de entregarle a la policía, Ava decide algo mucho más arriesgado: ¿y si para detenerlo… le ofrecemos protagonizar nuestro propio podcast?

Un dúo protagonista perfecto

Es verdad que ese podcast solo lo vemos muy de vez en cuando, muy de pasada. El episodio 3, cuando comienzan a grabarlo, o en el episodio 4, cuando ya sabemos que ha funcionado bien y les ha dado el éxito que esperaban.  Ahí vuelve a estar esa crítica a esa obsesión por los asesinatos en Estados Unidos. ¿En serio hace falta una convención sobre true crime?

‘Basado en una historia real’ juega constantemente con el espectador, poniéndole trampas y lanzándole clichés y tópicos. Sí, al principio se ríe de ellos, pero acaba cayendo en los mismos elementos que satiriza y critica. Pero gracias a la pareja protagonista, la serie supera a la media. Porque ellos son los que ponen el ritmo continuamente. Ya conocemos a Chris Messina. No solo le vimos en ‘Mindy’ o en la electrizante ‘The Newsroom’, sino en películas más recientes como ‘The Boogeyman’. Combina a la perfección el personaje de padre sexy cuarentón, junto con el de ingenuo adorable. Así es Nathan. Cree tenerlo todo bajo control, pero se mueve muy mal en situaciones bajo presión, algo que irá cambiando a lo largo de la serie.

Por otro lado tenemos a Kaley Cuoco, cuya vis cómica es de admirar. No solo nos enamoró con su Penny en ‘The Big Bang Theory’, sino que demostró que podía dar mucho más de sí en ‘The Flight Attendant’. Y lo vuelve a demostrar una vez más en ‘Basado en una historia real’. Su timing es perfecto y devora la pantalla en cada escena en la que está presente. Sus diálogos con Messina son pura chispa, sobre todo por el brutal control que tiene la actriz de cada escena.

También tenemos en ese reparto a Tom Bateman, interpretando a Matt, el fontanero/asesino. Aunque en ocasiones esté demasiado sobreactuado, al final nos da una buena actuación, muy cliché y exagerada de un supuesto asesino en serie. Funciona, pero solo a medio gas.

Una sátira caótica

El principal problema de ‘Basado en una historia real’ es que al principio tiene muy claro a dónde quiere ir, pero se va perdiendo por el camino. A su favor está la duración, ya que salvo el primer episodio que dura cerca de una hora, el resto nunca superan los 30 minutos. Así que la historia es ágil y con buen ritmo. Pero poco a poco se va perdiendo en tramas que no nos importan tanto, y su irregularidad le lleva a un final algo descafeinado, salvo por la buena química entre Messina y Cuoco.

Sinopsis

La serie Basado en una historia real plantea en tono de comedia la actual fascinación de la audiencia por los seriales de género true crime. Nathan y Ava son una pareja que, aunque esperan pronto un bebé, no pasan por su mejor momento. Él es una ex estrella del tenis cuya carrera se vio frustrada por una lesión y se conforma con llevar años trabajando como entrenador. Ella está harta de su trabajo como vendedora inmobiliaria, y lo que más le motiva de su apática existencia son los crímenes reales y comentar podcasts con sus amigas.

Cuando por casualidad se enfrenten a un asesino en serie, porque descubren que el fontanero que acaba de arreglarles una avería es, en realidad, el psicokiller más buscado de la zona, decidirán hacerle una propuesta que no podrá rechazar. A cambio de no denunciarlo a la policía (y de que no los mate), harán juntos un podcast que revele todos los secretos de un asesino en serie. Será una maniobra muy arriesgada, además de tremendamente hilarante.