Según la OCU, mitos sobre la comida para perros

Compartir
La alimentación es uno de los aspectos más relevantes en el cuidado de las mascotas y su presencia en las conversaciones cotidianas de sus dueños da lugar a la aparición de mitos que muchos terminan por creer.
LMN

Los dulces les provocan ceguera

Esta idea tan extendida solo es cierta en los perros diabéticos en los que un aporte extraordinario de azúcar puede facilitar la formación de cataratas y posterior ceguera. Sin embargo, este proceso no tiene lugar si el perro no es diabético. Lo que sí es cierto es que los perros necesitan una cantidad limitada de glúcidos, por lo que cuantos menos azúcares se les den mejor. Estos aportan una cantidad excesiva de glucosa de forma brusca y breve y cambian su apetito, además de promover la aparición de diarrea y cambios en la flora intestinal.

Comer alimentos humanos

La comida de personas no es en sí misma ni buena ni mala para los perros. Lo que debemos tener en cuenta es el tipo de alimento y la cantidad. De esta forma, la OCU destaca que conviene elegir productos de origen proteico (carne de vacuno, pollo o cordero sin huesos, pescado, queso fresco, yogurt o cuajada), dárselos en pequeñas cantidades y junto con su alimento habitual y prestar atención a que no suponga más de un 5-7% de la ración diaria. Además, esa cantidad debe restarse de su alimento total habitual.

Darles chuches

De nuevo, el perjuicio no se encuentra en estos snacks en sí, sino en la manera de usarlos. La OCU recomienda usar snacks adecuados para el tamaño del perro y retirar la cantidad proporcional de alimento seco de la ración. Por otra parte, explica que es necesario distinguir entre los snacks de uso recreacional o premios, que se pueden usar a diario de forma regular variando la cantidad según el tamaño del perro, y los snacks funcionales. Estos últimos tienen una función específica como limpieza dental o mejora de la digestión y suelen indicar para qué perros están destinados, en qué casos y qué dosis diaria o semanal debe suministrarse.

Mejor comer carne y cosas crudas

Esta cuestión despierta un fuerte debate ente las llamadas dietas tipo BARF (Biologically appropriate raw food) que defienden que es más natural para el perro comer principalmente carne cruda y los estudios de otras organizaciones de consumidores que indican que son una fuente importante de patógenos. La OCU se inclina por la segunda postura y desaconseja dar a nuestros perros alimentos crudos a base de carnes y algunas verduras, patatas o cereales que están a la venta.

Los piensos cuanto más caros, mejores

El precio del pienso para perros puede ir desde 1,50 a 12 euros/kg y, aunque existe una cierta relación calidad-precio, un estudio de la OCU afirma que se pueden encontrar piensos de gran calidad a buen precio. Recuerda también que la elección de un pienso u otro puede significar una diferencia de 600 euros al año.