Orange sufre un frenazo de ingresos en España a las puertas de la fusión con MásMóvil

Compartir
Orange frena su crecimiento en España a las puertas de la fusión xon MásMovil. La teleco sufrió un estancamiento de sus ingresoen el tercer trimestre del año, con 1.179 millones de euros, casi igualando los registrados del año pasado (con sólo un alza del 0,1%) y cortando el ritmo de mejora de los anteriores trimestres de este año (+2,1% en el segundo trimestre y +2,8% en el primero). Aun así, el grupo presume de acumular cinco trimestres de ventas al alza.
LMN

Un parón motivado porque la fuerte caída de los ingresos mayoristas no ha podido ser compensada por la mejora del negocio del cliente minorista. La filial española del gruoi Orange registró un descenso del 10,6% de los ingresos mayoristas, hasta sólo 212 millones, mientras que los servicios minoristas mejoraron sus ingresos un 2,4% en el trimestre, hasta 801 millones, y la venta de equipos creció un 4,1%, hasta 166 millones.

Desde la teleco se resta importancia al parón del crecimiento de la facturación y lo da por bueno por su apuesta por impulsar negocios que sean rentables. La compañía argumenta que el fuerte descenso de los ingresos mayoristas se debe especialmente al impacto de la regulación de la UE para recortar los precios de terminación de llamadas móvil (sin impacto neto en la rentabilidad porque reduce ingresos, pero también costes) y por su retirada voluntaria de parte del negocio de conexiones internacionales por su poco margen de beneficio.

En los nueve primeros meses del año, Orange España aún consigue elevar sus ingresos totales en un 1,6% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 3.500 millones de euros, apoyándose en el alza del 1,8% de los ingresos de retail, con 2.390 millones, y pese a que en lo que va ejercicio el negocio mayorista cae un 7,4%, con 596 millones.

Casi 759.000 clientes más

Desde Orange se subraya su “buen comportamiento comercial” en el mercado español, a pesar del contexto de hipercompetencia y el peso creciente de las operadoras de bajo coste, y subraya que en el último año ha sumado 746.000 nuevos clientes, hasta sumar una base total de 21,6 millones de usuarios, un 3,6% más, con incrementos en móvil, fibra y televisión.

La compañía continúa con el despliegue de fibra óptica en el mercado español, ampliando su huella en más de 400.000 unidades residenciales en el último año, hasta cubrir ya 17,1 millones de hogares y empresas. En el último trimestre, la expansión de fibra se ha ralentizado (sólo 66.000 unidades inmobiliarias más) porque, según esgrime el grupo, la amplitud de su red hace cada vez más difícil conseguir despliegues que garanticen rentabilidad comercial.

Fusión con MásMóvil

Toda la industria de las telecomunicaciones está a la espera de cuándo y, sobre todo, cómo se podrá ejecutar la fusión de Orange España y Más Móvil para crear un nuevo gigante nacional. La Comisión Europea cree que la operación puede deteriorar la competencia del sector y ha ‘parado el reloj’ del proceso de análisis de la fusión para tener todo el tiempo necesario para estudiarla en profundidad. Orange da por hecho el visto bueno de Bruselas antes de que termine el año y poder cerrar la operación en el primer trimestre de 2024.

A la revolución que para el sector supondrá la unión de la segunda y cuarta mayores operadoras del mercado español se sumarán otras consecuencias en cadena cuya profundidad va a depender de las autoridades comunitarias. Se da por descontado que Bruselas impondrá condiciones (remedies, según la jerga económica y comunitaria) para aprobar la operación, obligando a las compañías a desprenderse de algunos activos para obtener el visto bueno regulatorio. Pero la dureza de esas exigencias condicionará otros movimientos corporativos y la estrategia del resto de operadoras.

“Se va a conseguir la aprobación de Bruselas antes de fin de año. Y si se hace la operación es porqu la solución nos conviene y que convence a la Comisión Europea”, apuntó el consejero delegado de Orange España, Ludovic Pech, en un encuentro con prensa. “Estamos aprovechando la parada del reloj para encontrar la mejor solución posible” acerca de los remedies.

Tras conocerse que Telefónica prepara un nuevo plan de bajas incentivadas que afectará a un máximo de 5.000 empleados en España en los próximos años y tras el anuncio de Vodafone de recortar su plantilla global mediante 11.000 salidas, desde Orange se insiste en que actualmente el acuerdo de unión con MásMóvil no contempla ningún ajuste laboral y que las sinergias de 450 millones de euros anuales esperadas a partir del tercer año tras la fusión se producen sólo por las economías de escala y el plan industrial. Fuentes del sector y sindicales dan por hecho que tras la unión Orange-MásMóvil a medio plazo se producirá un recorte de plantilla para reorganizar las operaciones.