El Gobierno de Almeida destina 3,5 millones de euros para ayudar a los autónomos

Compartir
La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, ha aprobado hoy una dotación de más de 3,5 millones de euros para el Plan Relanza de ayuda a autónomos. En concreto, con esta nueva línea de ayudas los trabajadores autónomos que lo soliciten y cumplan los requisitos establecidos, podrán recibir una subvención de hasta 3.000 euros a fondo perdido.

Bajo la premisa de ayudar al sector de los autónomos, el ejecutivo de José Luis Martínez Almeida ha aprobado en la Junta de Gobierno una propuesta del Área de Economía, Innovación y Empleo para destinar más de 3.5 millones de euros al Plan Relanza.

Para optar a estas ayudas, los autónomos deben demostrar, entre otros requisitos, que a raíz de la crisis sanitaria han sufrido una disminución de, al menos, un 50% en el balance de sus ingresos entre 2019 y 2020. Respecto a la cuantía que pueden recibir, ésta puede ser de hasta 3.000 euros a fondo perdido. Además, el área tiene preparada una ampliación que se determinará en función de la demanda obtenida en esta primera convocatoria.

En cuanto a la tramitación de estas subvenciones, el Gobierno de Madrid va a facilitar que se puedan realizar en entidades colaboradoras con el Ayuntamiento. En este caso, se podrá hacer en las asociaciones de autónomos después de que así se solicitará en el Consejo Municipal del Trabajo Autónomo, un órgano consultivo creado por el consistorio con la finalidad de asesorar para el fomento y el impulso de políticas de desarrollo y promoción del trabajo autónomo en la capital. La convocatoria para la adhesión de entidades colaboradoras a este programa ya está abierta.

Requisitos específicos

El trabajador autónomo que desee acogerse a esta línea de ayudas deberá cumplimentar los siguientes requisitos:

  • Estar dado de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos (RETA) desde el 1 de enero de 2019 y no haber causado baja durante dicho año ni en el periodo 2020 y 2021.
  • Estar dado de alta en el Censo de Obligados Tributarios e Impuesto de Actividades Económicas.
  • Que su actividad se encuadre en alguna de las recogidas en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE). En caso de que el autónomo esté dado de alta en dos o más epígrafes del IAE, solo se considerará una de ellas, no pudiendo obtener un mismo beneficiario ayudas por el desarrollo de dos actividades diferentes.
  • Que la sede de la empresa o el local donde se desarrolla o se presta la actividad económica se encuentre en el término municipal de Madrid.
  • Que su empresa se haya visto perjudicada como consecuencia de la emergencia sanitaria provocada por la COVID-19, provocando una minoración de, al menos, un 50 % del rendimiento neto de 2020 con relación al declarado en 2019./