Carné de conducir de los mayores de 65 años: aumenta la frecuencia de las revisiones

Compartir
El censo de permisos de conducir de la DGT revela que en España ya hay cerca de 27 millones de conductores, de los cuales el 15,5% son personas mayores de 65 años (4,1 millones). 
LMN

Según los últimos datos del Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la DGT, de las 1.270 víctimas de siniestros viales producidos en vías interurbanas en 2022, un total de 282 eran mayores de 65 años.

Aunque en nuestro país no existe límite de edad para seguir conduciendo, a partir de los 65 se aumenta la periodicidad con la que se debe renovar el permiso. Con esto, la DGT pretende aumentar la frecuencia de las revisiones médicas y de aptitud, para que seguir conduciendo sea seguro para todos.

Cada cuántos años renovar el carnet

El periodo de vigencia de los permisos de motocicleta, coche y moto, AM, A1, A2, A, B, y Licencias de Conducción es de 10 años hasta los 65 años y a partir de esa edad, la renovación se realiza de la siguiente manera:


  • Cada 5 años:
     Permisos de coches, motos y motocicletas (AM, A1, A2, A, B) y licencias de conducción
  • Cada 3 años: Permisos profesionales de autobuses y camiones (C, C1, D, D1, EC, EC1, ED, ED1…)

En la revista de la DGT de diciembre de 2023, se publicaron una serie de recomendaciones para los conductores más veteranos. Este sector supone cerca de 4,1 millones de conductores, por lo que es fundamental, sobre todo, chequear la salud de manera regular. La DGT indica que detectar un problema médico en la siguiente revisión del psicotécnico no tiene por qué comportar la retirada automática del carnet de conducir.

También aconsejan no salir sin planificar la ruta: lo ideal es realizar recorridos conocidos, evitando trayectos largos y complejos. Y, por supuesto, evitar la conducción de noche. Prestar atención a las maniobras: los giros, las incorporaciones de carril y las intersecciones son tres de las maniobras más costosas para este colectivo de veteranos. Un estudio de la Universidad de Granada ha comprobado que los conductores mayores de 60 años tienen más accidentes en contextos que resultan poco problemáticos para el resto de conductores, como las intersecciones.

Otro de los consejos es el de reciclarse y actualizarse. Conviene repasar la teoría y la práctica de las normas de la DGT, las señales de stop, la distancia de seguridad, la velocidad y los malos adelantamientos. Los estudios indican que cuanto mayor es la edad del conductor, hay un mayor desconocimiento de las normas de circulación y eso puede generar un problema serio a la hora de circular.