Mundo Animal

También hay perros que les gusta ser independientes. Cuatro ejemplos

Compartir
Entre las diferentes razas de perro que conviven con nosotros, hay multitud de diferencias y hay perros que, lejos de ser los típicos peludos que adoran estar a nuestro lado, disfrutan más de su propio espacio e independencia.
LMN

Este tipo de perros, por su carácter, se convierten en los perfectos compañeros para personas independientes, ya que no les gustan tanto que estemos encima suya dándoles mimos, como sí que ocurre con otras razas.

Aunque cada perro es único y tiene su propia personalidad (donde la educación y el proceso de sociabilización son factores determinantes en cómo llevará las relaciones con las personas), sí es cierto que hay razas más independientes y reservadas que otras, como por ejemplo el Shar pei, el Chow chow, el Pekinés y el Lhasa apso.

EL Shar pei es una raza de perro famosa por las arrugas que forma su piel por todo su cuerpo. Se trata de uno de los canes más independientes que podemos encontrar en el mundo canino, por lo que puede ser un compañero perfecto para personas independientes, aunque no debemos olvidar que mantenerlo sano requiere de mucha dedicación, ya que debemos revisar los pliegues de su piel a menudo, para mantenerlo limpie y evitar infecciones o enfermedades.

Otra raza que tiene fama de tener un carácter independiente es el Chow chow. Este perro históricamente utilizado como guardián disfruta del tiempo en solitario, aunque no debemos olvidarnos de proporcionarle la educación adecuada, para la cual tendremos que invertir tiempo con él.

En cuanto al Pekinés, además de ser una raza de perro muy independiente, también cuenta con un carácter fiel y valiente. Además, es un perro que se adapta muy bien a cualquier circunstancia, aunque esto no nos exime de tener que proporcionarle una educación adecuada y los cuidados necesarios, entre los que destaca el cepillado diario.

Por último, otra raza perfecta para personas independientes es el Lhasa apso que, a pesar de ser de tamaño pequeño también es muy valiente y leal. No obstante, es un perro que necesitará su propio espacio, además de paseos que cubran su energía (ya que son animales muy activos) y un cepillado también regular para mantener su pelaje en buen estado.