“Mi objetivo es volver a ser la número uno del mundo”

Compartir
Alejandra Salazar Bengoechea (1.985) es una de las jugadoras profesionales de pádel más conocidas. Con 50 títulos en su haber, y los que le quedan, pasará a la historia como  la mejor, o una de las mejores que ha habido en el circuito.

Actualmente es la número 3 del mundo y juega con Ariana Sánchez. Sus números lo dicen todo. 241 partidos disputados en la élite y 195 victorias. Ha sido número uno, campeona del mundo, de España y ha ganado en casi todas las pistas donde ha jugado.

P-Más de 15 años al máximo nivel y aspirando a todo ¿Cómo se consigue estar siempre mental y físicamente arriba del todo? ¿Cuál es el secreto de Alejandra Salazar?

R-Pasarlo bien. Me tomo este deporte como un reto, porque al final son muchos años, pero nunca lo sabes todo. Cada mañana voy a entrenar con muchísimas ganas y la ilusión del primer día. Siempre con ganas de superarme y hacerlo mejor. Creo que ese es mi secreto.

P- ¿Cómo has estado entrenando estos días del confinamiento?

R-Me busqué un poco las “habichuelas” para tener en casa material de gimnasio, poder entrenar y adquirí una bicicleta estática para mantenerme. Ese ha sido el trabajo físico. También he cuidado la alimentación y la nutrición en estas semanas para que cuando salgamos a la pista pueda estar en la mejor forma posible.

Otra cosa que he hecho es trabajo psicológico con nuestro preparador y con Ariana. Yo creo que en este tiempo todas las jugadoras hemos aprovechado para ver muchos partidos y seguir analizando a las rivales y ver qué cosas podemos mejorar nosotras como equipo. La verdad es que he estado bastante entretenida.

P-Remontándonos a tus primeros pasos y orígenes, eras también una gran jugadora de baloncesto cuando estudiabas en el colegio San Patricio ¿Por qué dejaste el baloncesto?

R- No tenía una altura muy allá pero me lo pasaba genial. Era base y jugábamos en Liga preferente contra equipos como el Canoe o el Fuenlabrada. Llegamos a jugar los play off y cada año íbamos mejorando. Empecé a las dos cosas con 8 años. Compaginaba los dos deportes y a los 15 dejé el equipo de baloncesto porque me cambiaron de colegio y me resultaba más complicado ir a entrenar.

P-¿En qué momento vistes y te diste cuenta que podías competir en la élite del pádel?

R-Con 17 años en el Campeonato de España me llamó Carolina Navarro para jugar con ella. Eso para mí fue una motivación increíble. Lo ganamos y eso fue una inyección de optimismo para seguir compitiendo. Fue un punto de inflexión, sin duda. Además, de ahí pasé a la selección absoluta el año siguiente, que fue otro impulso.

P-Has jugado con las mejores jugadoras del circuito. María Silvela, Carolina Navarro, Iciar Montes o Marta Marrero ¿Cuál te enseño más?

R-María Silvela es la primera que confío en mi con 20 años y con la que el primer salto a la élite. Terminamos de número 3 en parejas, número 3 del Mundo y para mí fue un exitazo. Pero no me puedo quejar de compañeras. De Carolina Navarro y de Iciar Montes también he aprendido muchísimo. Con Marta ya jugué siendo más experta.

María, Iciar y Carol han sido las tres compañeras con las que me quedo, las tres me han aportado muchísimo, son mis mayores mentoras, las he tenido al lado y he ido evolucionando con ellas.

P-Echando la vista atrás ¿Cómo ha cambiado el pádel?

Los cambios más evidentes se ven en la profesionalización de los jugadores, en la calidad de los entrenamientos, en cómo nos cuidamos o el nivel de los premios. Todo eso ha mejorado muchísimo.

Hoy en día, los niños de 17 años que juegan al pádel están controladísimos, con un gran nivel, con una nutrición acorde y con una mentalidad que quieren ser número 1 de este deporte y vivir del pádel, cosa que a mi edad no pasaba. No es el mismo enfoque que tienen ahora. La visibilidad es muchísimo mayor.

Hemos jugado recientemente con 10.000 personas de público. Y la sensación es que las plazas se pueden seguir llenando. Cada vez hay más jugadores, patrocinadores y gente que puede vivir de este deporte.

P-Las lesiones casi te apartan del camino varias veces ¿En ningún momento tiraste la toalla?

R-Me he roto las dos rodillas, la primera en 2008 y fue grave. Luego me vino una enfermedad de corazón y estuve muy asustada. Menos mal que llegué pronto al hospital porque llego a tardar más y el corazón estalla. Estuve una semana ingresada. Nunca he tirado la toalla. Incluso, he ganado torneos después del neumotórax y fue increíble. Siempre he confiado en mí y en los doctores.

P- ¿Te acuerdas de todos los torneos que has ganado?

R- Creo que he ganado 30 en la época World Padel Tour. Si sumo los de antes de 2013, en total unos 50 aproximadamente.

P- ¿Cuál es tu ciudad favorita para jugar y cuál es el torneo donde más has ganado?

Me encanta jugar en Madrid, Barcelona y la Plaza Mayor de Valladolid. Tengo muy buenos recuerdos, aunque allí me rompí las rodillas (Valladolid y Barcelona)

Me quedo con el Master Final. Es el último de la temporada y el año pasado fue en el Palau Sant Jordi ante 10.000 personas

P- ¿Cual es tu objetivo en la actualidad? Imagino que llegar a ser la número 1.

R-. Sí, ahora soy la numero 3, pues llegar a ser la número 1 con Ariana.

P-¿Cuál es tu golpe preferido?

R- La bandeja.

P- ¿Cómo quieres que se recuerde a Alejandra Salazar? ¿La mejor jugadora de pádel española?

R- Siempre quiero superarme a las adversidades y en los momentos malos he seguido luchando. Soy una persona positiva, alegre, me he ido adaptando a todas las compañeras y he conseguido rendir con todas muy bien.

P-Eres licenciada en Administración y Dirección de Empresas por CUNEF ¿Qué vas a hacer cuando cuelgues la pala?

R-No lo tengo decidido porque me gustan muchas cosas pero seguro que  seguiré dedicada al mundo del pádel.