Los talibanes: quienes son y como nacieron

Compartir
La conquista de Afganistan por parte de los guerrilleros islamistas, prácticamente, ha llegado a su final con una victoria clamorosa y rapidísima de esta parte pueblo que habita el país. Una guerra que ha durado más de veinte años y que, según las apreciaciones de los expertos, ha costado más de un billón de dólares.

La BBC cifra en más de 2.500 los soldados de Estados Unidos que han fallecido en el país y más de 20.000 resultaron heridos. En el origen del conflicto, 2.997 personas fallecieron en los atentados en Estados Unidos, 450 militares fallecidos fueron británicos. En Afganistán han fallecido 102 militares españoles en accidentes o atentados. 

Los afganos cifran en más de 60.000 los miembros de sus fuerzas de seguridad muertas y casi el doble de víctimas civiles.

Surgieron por la ocupación soviética

Los talibanes son un grupo que nacieron a mediados del siglo XX en Pakistán como un movimiento de estudiantes islamistas ultraconservadores. Han sido cuna de Al Qaeda, del Estado Islámico. En la actualidad, los talibanes de Afganistán se constituyen como un emirato asambleario en el que impera la ‘sharia’, la ley islámica.La última vez que gobernaron eliminaron todos los derechos de las mujeres y niñas y volvieron las ejecuciones públicas.

1979 es el origen de todo. Cuando la Unión Soviética, en el momento más álgido de la Guerra Fría, decide invadir el país, colocando en Kabul un gobierno comunista. Estados Unidos decide intervenir el país y hacer frente a la antigua URSS en tierras que desconocía, por lo que ayudó, armó, enseñó, y dotó de armas y fuerza a los talibanes.

2001, la otra gran fecha clave. El atentado del 11-S en Nueva York y Washington, orquestado desde Afganistán por Al Qaeda, dirigidos entonces por Osama Bin Laden, hizo que Estados Unidos declara la guerra al país, aunque su enemigo no estaba sólo en Afganistán y el tiempo ha demostrado que ese conflicto armado no hecho más que empeorar la situación local e internacional.

Afganistán es lo que se llama un estado fallido. Ahora mismo hay dos gobiernos: el nacional, en Kabul, la capital, y otras provincias, donde viven 11 millones de personas, y el de los talibanes, donde los llamados insurgentes controlan la mayoría del territorio del país, sobre todo las zonas rurales, y tienen a cerca de 13 millones de personas bajo su orden. Y entre esas dos zonas, la “zona de guerra”, donde viven 9 millones de personas, aunque las consecuencias del conflicto armado se dejan sentir en todo el país, y los vecinos, como Irán, Pakistán, Turquía, y hasta Europa, donde ciudadanos de todo tipo intentar huir con sus hijos y familias para evitar la guerra.

En la primera guerra contra los soviéticos, las estimaciones afirman que entre 500.000 personas y un millón murieron a causa del conflicto, aunque los datos no son oficiales. La guerra que empezó en el año 2001 con la invasión estadounidense en la llamada Operación Libertad, ha dejado cerca de 150.000 fallecidos, según datos Amnistía Internacional.

Ahora, Estados Unidos y los países de la OTAN se van del país, con miles de bajas entre los aliados y muchas más entre la población local.

Quienes son sus dirigentes

Su máximo dirigente es el mulá Haibatulá Ajundzada, de unos 60 años, quien asumió el liderazgo en 2016, tras la muerte del mulá Ajtar Mansur en un ataque con un dron estadounidense. No gusta de prodigarse públicamente, al igual que el legendario mulá Omar, fallecido en 2013, del que apenas existían imágenes. Ajundzada nunca ha aparecido en televisión y existen pocas fotografías suyas, según constata Carter Malkasian, exconsejero del Estado Mayor de EEUU, en declaraciones al diario The Indian Express.  Preside el denominado Rabhari Shura, el consejo consultivo talibán, y ejerce sobre todo de dirigente espiritual del movimiento mediante la aprobación de conservadoras fetuas, edictos con fuerza legal emitidos por un líder religioso.

El máximo comandante militar de los talibanes es el joven Mohamed Yakub, de una treintena de años, e hijo del mulá Omar, circunstancia que le confiere un plus de legitimidad. Según sostiene Antonio Giustozzi, experto del Real Instituto de Servicios Unidos en Londres, forma, junto al mulá Abdul Baradar, jefe del equipo negociador en Doha, parte del ala moderada defensora de una solución pactada con el Gobierno apoyado por EEUU. Según Radio Free Europe, gracias a Yakub la insurgencia talibán ha cumplido su palabra de no atacar a las tropas estadounidenses durante su retirada.

Las conexiones con grupos terroristas internacionales se mantienen, pese a que el pacto de retirada de las fuerzas de EEUU entre los talibanes y el expresidente Donald Trump estipula explícitamente que el país no se volverá a convertir en un santuario del terrorismo internacional. Sirajuddin Haqqani, hijo de Jaluddin Haqqani, aliado del Gobierno talibán en los 90 y próximo a Osama bin Laden, es el líder de la denominada red Haqqani, un grupo transfronterizo con base en Pakistán responsable de los atentados de mayor envergadura contra el Gobierno afgano y contra tropas de la coalición, incluyendo ataques suicida. La organización está considerada como un grupo terrorista por el Gobierno estadounidense y sus líderes se hallan en situación de busca y captura.