La falta de hielo a la venta se convierte en un gran problema

Compartir
Acostumbrados a comprar bolsas de hielo tanto en los super o en las gasolineras, la crisis energética ya nos ocasiona un nuevo inconveniente: o ya no se encuentran con facilidad o restringen las unidades de compra por cliente.
LMN

La falta de abastecimiento de hielo en los supermercados  y en cualquier otro establecimiento de todo el país se ha convertido ya en un problema que afecta de forma «generalizada», según han confirmado fuentes del sector de la distribución.

En algunas tiendas de grandes cadenas de supermercados como Mercadona, la oferta de hielo se ha limitado de forma temporal a un máximo de cinco bolsas o un saco por cliente. Consum limita el producto a dos bolsas por cliente y día.

Aún así, estas fuentes confirman que la limitación puede variar incluso dentro de una misma cadena, con establecimientos en los que no haya restricciones. En gasolineras es más difícil encontrar el hielo.

Fuentes de la patronal hostelera han negado en declaraciones a Efe que este problema esté afectado al sector, aunque han indicado que puede haber «casos puntuales» de falta de abastecimiento en bares y restaurantes.