César Camino “Soy feliz haciendo teatro”

Compartir

César Camino, actor, saltó a la fama interpretando al Moñas, un personaje mítico de Agitación +IVA. Desde entonces su carrera no ha parado y ha participado en series como Hospital Central o Los Misterios de Laura, donde interpreta a “Cuevas”. Amante del teatro, desde hace8 años se dedica íntegramente a esta faceta y ha sido también productor de La Cuenta, comedia que se representaba en el pequeño Teatro de Gran Vía, y que producía junto a Antonio Hortelano y Raúl Peña. Vecino de Alcobendas desde hace años, Camino es uno de los actores de moda en la actualidad.

Juan Ussía

P-Háblame un poco de ti, ¿dónde podemos verte? ¿Qué haces ahora?

R- En estos momentos hago teatro, sobre todo teatro. Me encanta el teatro, lo adoro; llevo como 8 años sin pisar un plató de televisión. Hasta hace pocas semanas estaba actuando en el Pequeño Teatro Gran Vía con la obra “La Cuenta” y la novedad es que he sido el productor con tres compañeros más actores también. Muy bonito, muy apasionante pero también mucha responsabilidad porque vas viendo cómo se escapa el dinero por todas las rendijas y eso pone muy nervioso.

¿Cómo te sientes produciendo teatro? Imagino que el agradecimiento es diferente y mayor.

R-. Sí, no cabe duda. Además, controlas el producto, añades un texto, le das el contexto y eso es muy gratificante.

P- Cuéntame de que iba “La Cuenta”..

R-Son tres amigos de cuarenta y tantos que hace mucho tiempo que no se ven y se ponen al día, es toque de comedia, se cuentan sus secretos, sus infidelidades, todos escondemos algo al final, y ha quedado una obra muy entretenida, como la vida misma…Nunca conocemos a los amigos de verdad, jejeje.

P-. ¿Cómo fueron tus orígenes en el mundo de la actuación? ¿En qué momento dices “yo quiero ser actor”?

R- Lo tenía clarísimo. Yo me dedicaba a la publicidad, trabajé en mis inicios en el estudio de ilustración de mi padre, con 16 años. En el fondo trabajar en publicidad es comunicar, contar historias, lo tenía dentro. Así que me apunte a unas clases de teatro con mi novia de entonces y nos marchamos a Japón, donde había un espectáculo que se llamaba “Parque España” que era un parque temático dedicado a nuestro país. Todos los años se hacían espectáculos por parte de actores españoles y allí que nos fuimos. Fue muy gratificante.

Después de esa experiencia maravillosa me planteé ser actor en España y a mi vuelta me apunté a todos los castings. Mi primera oportunidad/intervención en televisión fue encarnando al “tío moñas”, un yonqui simpático y entrañable, nada chungo, con un chándal cutre, en la serie “Agitación + IVA” que emitió Tele 5. Esta serie podemos decir es heredera de “Vaya Semanita” de la televisión vasca (ETB) que tuvo muchísimo éxito y de la que surgieron maravillosos actores.

Y, desde entonces un no parar en tu carrera

Después participé en varios episodios de “Hospital Central”, una temporada entera, muchas series y en “los Misterios de Laura” encarnado a Cuevas. Después de “Los Misterios de Laura” he participado en varias, por ejemplo la serie “Impares” de Antena 3, que lo bueno que tenía es que era improvisado todo, no nos daban los diálogos, no eran guiones al uso, nos facilitaban la sinopsis pero nada más, Muy curioso e interesante. Luego participé en una serie “Plaza de España” ambientada en la Guerra Civil española que no funcionó, aunque el argumento era curioso y con Antonio Resines en “Aquí paz y después gloria”.

También me gustó y me marcó bastante interpretar la obra “Burundanga, el final de una banda” que tocaba el tema de ETA y lo montamos tipo sitcom. Después de 10 años, ahí sigue. Es una obra con la que estuve 3 años sin dejar de hacerla y es una de las obras con un mayor éxito de los últimos tiempos.

¿Qué significa para ti ser actor, César?

Es estar en constante cambio, en constante búsqueda, me llena. Y en teatro me siento tan cómodo, te retroalimenta, antes estaba horas sentado en el ordenador como publicista (mis inicios) y ahora en el teatro puedo estar horas y horas, y cuanto más estoy, más lo vivo. Tienes que ver mucho teatro para ser un buen actor de teatro y vivirlo. Te obliga a estar en alerta constante y siempre te aporta algo. Podría estar horas y horas.

¿Con qué actores de los que has trabajado “te quedas»?

Paco León, por ejemplo; es talento en estado puro, muy muy creativo, magistral. También he flipado con Cristina Marcos, maravillosa; llena el teatro.

Y, ¿Directores de cine y de teatro?

Julio Médem, por ejemplo en el cine cuando era más joven. Me gusta David Trueba también. Veo bastantes series.

En teatro me gusta mucho Alfredo Sanzol, dirige muy bien, tiene algo peculiar, muy interesante. Además es autor, y tiene ese punto que a mí personalmente me encanta de acidez y de humor inteligente y elegante (a mí me encanta el género de comedia) y como digo, muy muy interesante.

Cuando sales fuera de España, ¿Cómo ves a los españoles en este ámbito?

Un poco a la zaga.. Fíjate que nosotros hemos tenido el mejor Teatro del mundo en el Siglo de Oro…

Por curiosidad, ¿Cuál es tu disciplina de trabajo?

Depende del proyecto, soy un tipo ecléctico, intento siempre escuchar al público. Vienen con interés o vienes por compromiso? Aplauden por sinceridad o por compromiso. En eso creo que es importante darse cuenta. Tienes que convencer, y te das cuenta enseguida. Ser coherente con tener a 400 personas mirándote..

Siempre se ha dicho que un actor no para de evolucionar..

Además el teatro refleja un poco el día a día, es cambiante como el mundo.. Hay que evolucionar, no te puedes quedar en un teatro de museo, que no evoluciona, hay que abrirse a nuevas ideas sin perder la esencia..y aportar..

¿Utilizas redes sociales?

R- No las uso. Tengo WhatsApp de milagro. No tengo Facebook, ni Instagram y en twitter duré dos días. Es  mucho ruido