Audi RS Q e-tron, un auténtico laboratorio de pruebas que participará en el Dakar 2022

Compartir
Audi ha puesto de largo la bestia con la que se va a presentar en el Dakar 2022, en la que será una auténtica revolución técnica en el reglamento del raid más duro del mundo. El Audi RSQ e-tron es un todoterreno híbrido llamado a comandar la nueva categoría de energías renovables.

Con más de 300 kW de potencia, esta máquina con tintes futuristas de Audi promete hacer las delicias de un elenco de pilotos muy competitivos: Carlos Sainz, Stéphane Peterhansel y Mattias Ekström serán los encargados de pilotar el Audi RSQ e-tron en esta nueva aventura híbrida de la marca en el Dakar.

El Audi RSQ e-tron muestra un diseño robusto y mastodóntico pero con las líneas aerodinámicas muy bien cuidadas, ideal para el Dakar. Tiene 4,5 metros de largo, algo más de 3 metros entre ejes2,30 de ancho y 1,95 de alto. Una larga fila de LED azules acompañan a la toma de aire central.

Tiene un MGU05 en el tren delantero que es capaz de generar 250 kW y pesa 33 kilos. Viene directo de la Fórmula E, el proyecto que Audi abandonó para centrarse en el Dakar, y le acompañan unas baterías de trece módulos de 266 células cada uno que entregan 52 kWh y pesas 375 kilos.

El tanque de combustible tiene capacidad para 295 litros y el motor de combustión TFSI 2.0 de cuatro cilindros girará entre 4.500-6.000 rpm y viene directamente del DTM, otro proyecto que Audi ha dejado de lado para centrarse en el Dakar. Además, hay un tercer MGU que influye solo sobre el eje trasero.

La primeras pruebas, que se han realizado en el circuito cercano de Ingolstadt, han sido bastante satisfactorias, y parece que todos los sistemas funcionan correctamente. Hasta 22 ingeniero y diez mecánicos estuvieron pendientes de que el Audi RSQ e-tron no fracasase en su primer día.

«Es el vehículo de competición más complejo que hemos construido nunca, más que el LMP1, y con él queremos seguir los pasos de la leyenda que fue el Audi Quattro en el mundo de los rallyes», dice Andreas Roos, el jefe del proyecto de Audi en el Dakar. Aunque el objetivo que se fijan para 2022 es tan solo el de terminar.